Las respuestas de los alaveses Sumisión City Blues (SCB) son tan contundentes, honestas y explosivas como su música. Dicen lo que sienten y hacen rock and roll porque es lo que les pide el cuerpo. Aquí no hay trampa ni cartón, sino mucha mala leche y una amalgama de sonidos que beben del punk, del rock y el rhythm and blues. Tras una serie de singles, a finales de 2016 publicaron su primer LP, “Hay un plan trazado desde arriba que se llama…”, grabado, mezclado y masterizado por Jorge Explosión en su cabaña analógica de los estudios Circo Perrotti en Gijón.

Cantáis cosas como “ya sabes que un estado es una empresa criminal” o “cualquiera que sea inocente puede pasar por prisión” ¿Estamos peor que nunca?
-Pela: Estamos tan mal como siempre, las cárceles están rebosantes de inocentes mientras los verdaderos enemigos del pueblo pasan el fin de semana esquiando con sus familias o en el yate con sus amantes. No es nada nuevo: si tú le rompes una uña a un antidisturbios defendiendo tu puesto de trabajo… es delito, pero si ese mismo policía te tortura mientras estás en régimen de aislamiento eso entra dentro de lo legal. No estamos descubriendo la pólvora, es lo que hay. Los estados están al servicio del capital y los que se llenan la boca hablando de patrias son culpables de este orden de cosas.
-Anti: Si, creo que las leyes son más represivas cada día. Dejemos el tema por si acaso…
Penike: Cada uno está como está. Que hay poesía en las letras de SCB es evidente.

Los planes trazados desde arriba suelen acabar mal porque rara vez cuentan con los de abajo. ¿En qué consiste exactamente el plan del grupo? ¿Comprar un chalet en La Moraleja con las ventas del disco?
-Anti: No tengo ganas de rodearme de subnormales, prefiero comprar una isla en el Pacífico y rodearme de un ejército de exuberantes mujeres, secuestrar un ingeniero de sonido chiflado y conquistar el mundo lanzando singles, destrozar los tímpanos de la raza humana y someterlos a mi voluntad.
-Penike: Hacer bailar a la gente como condenados y hacer buenos temas.
-Pela: Precisamente no tenemos un plan para nosotros mismos. No somos el Equipo A, los planes no nos salen bien. El día de año nuevo planeé una tarde tranquila con amigos tranquilos y no creo que me vuelva a correr semejante fiestón en lo que queda de año. Y todavía no es ni febrero.

Hasta ahora solo habíais publicado singles. ¿Cuándo y por qué decidisteis que era hora de sacar un LP?
-Penike: Teníamos un puñado de buenas canciones suficientes para afrontar un LP.
-Pela: Ahora que llevamos unos añitos como SCB, y que hemos encontrado un sonido propio y un equilibrio, era el momento. No forzamos nada, lo cogemos según viene. Lo próximo va a ser grabación en directo, confirmado.
-Anti: Desde que una banda empieza hasta que consigue componer un LP, conseguir el dinero etc. pasa mucho tiempo. Te puedes llegar a quemar antes de conseguirlo. Un single es rápido, la banda puede aprender en cada grabación y tener material para vender a sus fans. Siempre ayuda tener material nuevo cada poco tiempo.

“En el rock solo hay una regla: hazlo como lo sientas. Lo demás es palabrería barata.”

Irradiáis espíritu punk, pero en vuestras canciones tocáis diferentes palos, ¡hasta hay una versión de Martha Reeves & The Vandellas! ¿Uno de los retos de Jorge Explosión ha sido armar un sonido compacto?

-Pela: Ese sonido compacto ya lo llevábamos cuando fuimos a Circo Perrotti y retamos a Jorge a que lo recogiera en una cinta. Meses antes de la grabación estuvimos trabajando con el Toro en los estudios Bso de Bilbao, hicimos unos previos, la banda hizo unos días de convivencia, hablamos mucho de la música… y escogimos un camino.
-Anti: Los técnicos y los magos siempre se guardan sus secretos, qué cabroncetes. Creo que esa pregunta es para Jorge. Desde mi punto de vista es la mejor grabación que ha hecho la banda, pero no nos hace justicia.
-Penike: SCB tiene su propio sonido y nosotros sabemos cuál es, y el que nos ve en directo también. Jorge ha hecho bien su trabajo.

Los jóvenes se han pasado al indie o incluso al rap. ¿El rock and roll ha perdido la capacidad de atracción que tenía en Euskal Herria en los 80? ¿A qué creéis que se debe?
-Anti: Paso palabra.
-Penike: No es cuestión de moda es cuestión de gustos y nosotros hacemos la música que nos gusta. Intentamos cultivar el buen gusto. Las modas nos la traen un poquitito flojijita (sic).
-Pela: Creo que el indie es parte de ese plan que viene de arriba para que la gente no se mueva de sus posiciones. Lo que conozco de ese estilo es música vacía, imagino que para gente vacía. Es muy sospechoso que una emisora pública y estatal como Radio 3 dé tanto la barrila con un tipo de música que se financia perfectamente con primeras marcas. Tiene que ser una trampa, y habrá conseguido sus adeptos, aunque no muchos por nuestra zona. Por Gasteiz no pasan grupos de esos. No sé cómo está el rap ahora mismo, pero en principio es un estilo que respeto. Los raperos me caen bien, los pocos que he podido conocer me han parecido buena peña. Y el rock and roll pues no está en su mejor momento, es normal que a los más jóvenes se la sude.

¿El rock debe ser turbio y visceral como lo eran los Stooges, Cramps, Eskorbuto o Hellacopters? ¿Son estos, (junto con otros muchos) los modelos musicales de Sumisión City Blues?
-Penike: En mi caso no. Solo coincido con lo visceral y Eskorbuto.
-Pela: No creo que se trate de modelos musicales sino de maneras de hacer las cosas: de no arrodillarse a lamer ningún trasero, de no hacer concesiones. Curiosamente los grupos y solistas que llevan esta actitud son los que nos molan, porque se refleja en su sonido. El rock debe ser como cada cual quiera que sea, nuestra posición está clara.
-Anti: En el rock solo hay una regla: hazlo como lo sientas. Lo demás es palabrería barata.

¿Cómo os lo montáis para tocar en el grupo y compaginarlo con otras bandas? ¿No se pierde el norte musical con diferentes proyectos?
-Anti: Cuando trabajas con otros músicos aprendes, y no siempre cosas buenas. Tienes que saber elegir y tener un criterio propio.
-Pela: El norte lo puedes perder viendo la TV o haciéndote selfies estúpidos. Hacer toda la música que sea posible es parte de nuestro propio plan.
-Penike: SCB es el grupo sin tapujos, sin complejos y sin calditos templados. Quizás no esté bien decirlo, pero a SCB le pone SCB.