Estoy en mi pupitre de la facultad escuchando a un aburrido profesor de “macro” que se empeña en demostrar la teoría de los ciclos económicos. Sin saberlo,ese viejo amargado me ha dado la clave. Dicha teoría, que postula la repetición en el tiempo de periodos de recesión o crecimiento,también es aplicable a la música moderna. Al fin y al cabo si al viejo Joan S. Luna le ha dado por mover sus caderas a ritmo de swing, ¿por qué no voy yo a mover mis greñas de nuevo? Vuelven los sólidos sonidos hard-rock de los setenta y lo hacen de la mano de una generación de jóvenes bandas que han quedado atrapadas bajo la arbitraria etiqueta de Stoner Rock.

Uno no deja de preguntarse ¿dónde coño se ha escondido la vieja peña hard roquera de este país? Ojo!,no te confundas, que no me estoy refiriendo a los aguerridos heavies con camisetas de Slayer, Metallica, Venom, Motorhead, Accept, Maiden o Megadeth. Me estoy refiriendo a los amantes del puro rock duro. Los que flipaban congrupos como Rainbow, Blue Oyster Cult, Black Sabbath, Led Zeppelin, Nazareth,Thin Lizzy, Blue Cheer, Vanilla Fudge, Wishbone Ash, Mountain, Uriah Heep,Cactus, Hawkwind, Stephenwolf, Grand Funk Railroad, Rush y tanto y tantos etcéteras. Viejos roqueros que han desaparecido del mapa porque encontraron curro, se cortaron la greñas, abandonaron la pana, se casaron con su pibita para, al poco, rodearse de pequeñas criaturas. Peña que posiblemente ha dejado de fumarse sus porros y que, por tanto, ha abandonado la actualidad musical de la presente década. De lo contrario no se entiende como bandas del calibre de Kyuss, Screaming Trees, Melvins, Mastersof Reality o Monster Magnet hayan pasado tan desapercibidas a los oidos del aficionado patrio.

De todos estos grupos los californianos Kyuss se han convertido, tras su disolución, en los verdaderos artífices de toda una oleada de nuevas bandas que revindican su sonido. Un sonido duro árido,denso, envolvente, lleno de distorsión y volumen, que se ha desarrollado a lo largo de cuatro Cd´s, de los cuales su segundo “Blues for the Red Sun” y tercer trabajo “Welcome to Sky Valley”(producido por Chris Goss de Masters of Reality) son imprescindibles. Formados a finales de los ochenta, deciden separarse hace tres años, debido a la fustración que provoca en la banda la poca repercusión de su cuarto trabajo. De sus cenizas surgen diversos proyectos, pero el que mayor solidez y repercusión está gozando es el grupo del guitarra, ahora también cantante, Joshua Homme y del último batería de Kyuss, Alfredo Hernandez. La banda responde al nombre de Queens of the Stone Age y se forma como consecuencia de las célebres“The Desert Sessions”, grabaciones en las que ha estado trabajando Joshua junto a gente como John McBain, guitarrista original de Monster Magnet o Ben Sheperd bajista de Soundgarden para el sello Man´s Ruin en Seattle. Su sonido heredero de Black Sabbath, pero con ganas de experimentar y crecer fusionando otros ritmos es muy denso, pero no adquiere la dimensión de los discos de Kyuss. Dada la proximidad de sus actuaciones en nuestro país, que han provocado una expectación sorprendente,nos pusimos en contacto con el simpatiquísimo Alfredo, quien, en su particular castellano, nos descubre unas cuantas claves para entrar en el siempre sorprendente mundo del hard progresivo de Queens Of The Stone Age:

Es inevitable preguntaros por vuestro directo, dado que muy pronto venis a presentar vuestro primer trabajo como QOTSA. ¿Cómo describirías vuestro directo? ¿Tocáis temas de Kyuss?
Nuestro directo es como una gran corrida de toros (risas). Fuí una vez a los toros hace diez años en Madrid y quedé fasciando.Uno va a la plaza y nunca sabe lo que va a pasar. Ese es el espíritu que queremos transmitir en los directos de QOTSA. Con un trío en el escenario es mucho más fácil, a medida que transcurre el tiempo, llegar a un nivel de progreso y de experimentación mayor,a la vez que te vas sintiendo mucho más unido y es precisamente esa unión la que te hace progresar. En cuanto a si tocamos temas de Kyussen directo te diré que no. Kyuss era totalmente distinto a lo que hacemos ahora,era un sonido mucho más pesado y nosotros tratamos de no tener el mismo sonido. Kyuss es otra cosa, a mí también me gusta,pero lo que hacemos ahora es mucho más moderno, está abierto a un mayor número de influencias, tiene mayor diversidad y no sería lógico incluir temas de Kyuss en nuestro set.

Un formato de trío que cuenta con la inclusión de Nick Oliveri , el que fue bajista de los dos primeros discos de Kyuss pero que no ha participado en la grabación del disco. ¿Cómo se produjo su incorporación?
Él estaba tocando en conjuntos del desierto del sur de California y nosotros habiamos probado a varios chicos para la gira pero ninguno nos acababa de convencer. Nick fue el único con el nivel suficiente para incorporarse a la banda, además también canta y su estilo contrasta mucho con el de Josh lo cual le da mayor diversidad y matices a lo que acaba siendo nuestra propuesta.

La verdad es que el hecho de que tanto tú como Nick hayais estado aunque en distintos momentos al lado de Josh en Kyuss, hace pensar en la posibilidad de una reunión de la banda ¿Crees que es posible en un futuro?
Mira, nosotros todavía seguimos siendo amigos tanto de John como de Scott, aun mantenemos el contacto y más de una vez hemos quedado para hacer unas cervezas y hablamos, pensamos y soñamos con la posibilidad de que algún día suceda. Lo que sí tenemos muy claro es que si sucede será lo máximo. También te prometo que entonces vamos a venir a España a tocar porque sé que tenemos un buen número de fans en tu país. Recuerdo que cuando estaba en Kyuss yo insistí mucho para poder venir a tocar pero no fue posible.

Hablemos un poco del disco. Hay varias cosas que sorprenden: en primer lugar la portada…
Bueno es una referencia a las viejas portadas de los grupos de rock,funk o disco de antes. Eran discos que siempre tenían mujeres muy bellas. Para nosotros es un honor y un orgullo tener mujeres tan bellas aquí en este mundo, además tiene mucho “sabooor”.Eso es algo que también queríamos transmitir en la música ya que hay canciones con ritmo de polka, otras con ritmo de samba o de jazz.Todo lo que he aprendido a lo largo de estos años lo he volcado en este grupo. Con Kyuss no podia hacer nada porque estábamos obligados por nuestro propio sonido.

También sorprende la inclusión de los créditos en castellano
A Josh le gusta mucho el español, de hecho quiere aprenderlo y yo le voy enseñando palabras, fue idea suya ponerlo todo en español.

La grabación del disco se ha realizado en los estudios de Chris Goss (Master of Reallity). Él fue el responsable de producir los dos últimos trabajos de Kyuss. ¿Qué opina del disco y de la producción de Joshua?
A Chris le ha encantado el disco, además su estudio es nuevo y esta grabación puede ser un buen reclamo ya que va a llamar la atención de mucha gente.

Bueno, explícame la extraña colaboración de Mike Johnson (ex-Dinosaur Jr., de reciente visita a nuestro país junto a Mark Lanegan) tocando el “Sofa” (así aparece en los créditos del Cd)… Cuando Joshua y yo estabamos en Seattle hace un año trabajando en el proyecto de Queens.., le preguntó a Mike si quería unirse a nosotros pero por aquel entonces él estaba liado con otras cosas y lo cierto es que no estuvo muy centrado en el proyecto. Más tarde estuvo un día grabando en el estudio, bebiendo, fumando y se acostó en el sofa y se quedó tirado todo el rato. Estuvo bien pedo todo el tiempo …

Volviendo a vuestro sonido y al fenómeno generado en torno a la etiqueta del Stoner rock, ¿Cúal crees tú que es el motivo de que la gente joven se interese por sonidos tan pasados de moda?
Creo que los jóvenes que oyen nuestro sonido, se extrañan,les llama la atención porque no es un sonido familiar para ellos.Cada gira que hemos hecho se ha presentado gente muy joven, pero como es un sonido que no pueden escuchar por la radio les resulta curioso y excitante. ¡Les gusta!

Bueno y ¿a qué atribuyes ese montón de bandas que han surgido tras la estela de Kyuss, copiando o adaptando su característico sonido? Incluso hay una banda en el área de Boston que se llama Sonsof Kyuss que se dedica a hacer versiones de vuestras canciones…
Creo que todo es producto de que Kyuss se separó muy pronto, deforma precipitada y no pudimos darle la satisfacción a mucha gente que nos descubrió más tarde. Esta gente estaba necesitada de este tipo de sonido y muchas bandas nos copiaron porque nosotros ya no estábamos. Eso es algo que me enorgullece mucho.

“Queens Of The Stone Age” está publicado por Roadrunner/Mastertrax.