Starsailor convencieron con sus dos primeros discos –“Love Is Here” (EMI, 02) y “Silence Is Easy” (EMI, 04)- en lo que fue la primera época post-britpop, para después desaparecer progresivamente hasta su separación en 2009. Ahora regresan con “All This Life” (Cooking Vinyl/Popstock!, 17), su primer álbum en ocho años y un compendio con en el que presumir de madurez personal y creativa. Contactamos con el vocalista James Walsh, para conocer más sobre el regreso al estudio de la banda británica.

Han pasado ocho años desde vuestro anterior disco “All The Plans” (EMI, 09) ¿Qué ha pasado en Starsailor desde entonces?
Nos tomamos unos años alejados de la banda para explorar diferentes proyectos musicales. Personalmente he estado trabajando en música de TV y cine, y escribiendo con otros artistas. Creo que salir de la burbuja que supone la secuencia ‘escribir-grabar-girar’ nos vino muy bien, porque así cuando nos reunimos de nuevo estábamos frescos y con muchas ganas.

“Ninguna de nuestras canciones nos ha presentado nunca como héroes”.

¿Qué hay de inédito en este álbum? ¿Qué se puede encontrar en “All This Life” (2017) que no esté en ningún otro disco del grupo?
Por ejemplo nunca antes habíamos hecho algo como la canción “FIA (F**k It All)”. Comenzó con un simple loop de batería y se convirtió en una de canciones más personales del álbum, lo que demuestra que las canciones más emotivas no siempre comienzan con una guitarra acústica.

En cualquier caso, épica y sentimiento siguen siendo dos de las cualidades principales de Starsailor ¿Son ambas cualidades inherentes al grupo? ¿Qué debe tener una canción para que pase a formar parte del repertorio del grupo?
Honestidad, emoción y vulnerabilidad. No creo que ninguna de nuestras canciones nos haya presentado a mí ni a ninguno de nosotros como héroes.

En el disco hay alguna pieza cercana al soul (por ejemplo “Take A Little Time”), que incluso me recuerda a músicos actuales del género como Michael Kiwanuka ¿De dónde ha venido este sonido presente en algunas partes del disco?
Siempre me ha gustado el soul. Pertenecer a Wigan Northern Soul es una gran influencia, y Van Morrison es mi cantante favorito… una de las voces más conmovedoras de siempre.

Al título del álbum (además de ser la segunda canción del disco) es bastante significativo ¿Es éste un disco especialmente reflexivo? ¿Dirías que este el disco más maduro de Starsailor?
Sí, definitivamente es nuestro álbum más maduro, y también es bastante reflexivo. Los primeros dos álbumes estuvieron llenos de angustia juvenil, y tres cuartas partes vinieron de una época turbulenta. Este es más meditado.

Dada la rapidez con la que va todo en la sociedad actual, y en un mundo donde ocho años parece un periodo de tiempo enorme ¿Habéis sentido miedo de que la gente se olvidase de vosotros? ¿Dónde o cómo creéis que encajan Starsailor en la actual escena musical británica?
No lo he pensado demasiado. Somos afortunados de tener un grupo leal de seguidores que siempre vendrán a los conciertos, y nos podemos ganar la vida con esto. Más allá de eso, la relevancia de estar dentro o fuera está fuera de nuestro alcance. Es una ventaja, y perseguir eso de manera explícita también puede ser algo peligroso.

Yo me enamoré de Starsailor con vuestro primer disco, “Love Is Here” (EMI, 02) ¿Qué sientes ahora cuando lo escuchas? ¿Cómo lo percibes con la perspectiva que del paso del tiempo?
Creo que “Love Is Here” ha envejecido realmente bien. Intentamos huir en el segundo álbum porque no queríamos que pareciese que nos repetíamos, pero ahora estoy orgulloso de que las canciones hayan resistido la prueba del tiempo y las nuevas canciones sean igual de buenas, así que en el set tienen mucho peso tanto “Love Is Here” como “All This Life”

Desde el principio firmasteis con una multinacional como EMI ¿Qué ventajas e inconenientes crees que tuvo eso para vuestra carrera?
Los beneficios eran la seguridad financiera y una perspectiva internacional. La desventaja fue la presión. Si das un mal paso, te vienes abajo. Si el sello da un mal paso, también te vienes abajo. No muestran mucha responsabilidad en torno a sus errores y a la forma de rectificarlos.

Entonces era el ocaso del Britpop, y creo que aprovechasteis con inteligencia esa estela dejada por lo exitoso del movimiento… ¿Cómo recuerdas todo aquello?
Fue la banda sonora de mi vida: Oasis, Pulp, Blur, Suede, The Verve… pero la música que nosotros tratábamos de emular era la de Jeff Buckley y Neil Young.

En realidad comenzasteis en una época en la que todavía se vendían muchos discos físicos ¿Cómo crees que ha cambiado la industria musical desde entonces? ¿Echas algo de menos de la época en la que comenzasteis?
Era más fácil entonces. A nivel económico era gratificante, pero hay algo satisfactorio en esos logros por los que tienes que luchar, y ése es definitivamente el caso ahora. Tienes que cavar y cabalgar la tormenta.

¿Por qué decidisteis separaros tras la publicación de “All The Plans” (EMI, 09) en 2009?
Porque puse todo en el proyecto y decidí que ya no podía dar más. Pensé: ‘Si esto no nos vuelve a situar en el centro de atención… creo que no tengo la energía suficiente como para volver a darlo todo y no obtener resultados’. Y efectivamente no salió del todo bien, así que era volver a intentarlo otra vez y disgustarme y amargarme o mandarlo todo a la mierda.

Cinco años después llegó la reunión de la banda en 2014 ¿Qué os motivó a volver?
Tuvimos la oportunidad de hacer una gira con James y tocar en el legendario festival de la Isla de Wight. Y también todos nos habíamos asentado fuera de la banda, lo que extrañamente hizo que fuera más fácil regresar. No fue como si tuviéramos que volver corriendo porque no había funcionado en otro lado; fue una elección.

Pensaba que la reunión tuvo que ver con la publicación de un recopilatorio y para hacer una gira… ¿En qué momento tomasteis la decisión de entrar a grabar nuevo material?
Los planes para un ‘The Best Of’ llegaron más tarde. El interés del sello Cooking Vinyl fue un factor importante a la hora de escribir nuevo material. No queríamos escribir canciones que nadie fuese a escuchar, pero cuando nos llamaron supimos que estábamos en buenas manos y que la música saldría adelante.

En cualquier caso, creo que siempre habéis mantenido la misma formación, algo que tampoco suele ser lo más habitual ¿Cuál es el secreto para permanecer unidos después de casi 20 años?
Respeto mutuo y pasión por nuestras contribuciones individuales a la banda en lugar de decirnos qué hacer unos a otros. También nos reímos juntos.

¿Habéis presentado ya las nuevas canciones en directo? ¿Qué tal han funcionado? ¿Habrá gira por España?

Hemos tocado la mayoría de las canciones del nuevo disco. Las canciones emocionales encajan bien, como “Sunday Best” y “Blood”. Sí, espero que vayamos a tocar a España.