Con su cuarto disco, el fantástico “Singles” (4AD/Popstock!, 14), el trío Future Islands se ha convertido en una de las sorpresas de la temporada. En cada uno de sus trabajos anteriores había perlas a tener en cuenta, pero estos nuevos diez temas alcanzan mayores cotas de emoción. En mayo vuelven a nuestro país formando parte del cartel del Primavera Sound.

Future Islands nos han visitado con anterioridad (sin ir más lejos, la gira de “On The Water” agotó ya los tickets de las salas de modesto aforo en las que tocaron), pero eso fue ayer. Y si nos remontamos hasta los inicios de la década pasada, podríamos hablar de su primera banda, Art Lord & The Self-Portraits, con la que publicaron cuatro álbumes inencontrables en formato físico. Pero volvamos al presente.
Hoy las cosas han cambiado para este trío de Baltimore (cuarteto en concierto, con la suma del batería Denny Bowen, ex Double Dagger y habitual, como nuestros protagonistas, en la banda de Dan Deacon). Samuel T. Harring (voz), William Cashion (bajista y guitarra) y Gerrit Welmers (teclista, guitarra y electrónica) han dado un grandísimo paso adelante con su disco más accesible, redondo y cargado de emoción, “Singles”. Diez apasionantes temas de pop electrónico sentido e inspirado –consciente o inconscientemente- en ciertas sonoridades de los ochenta, y que destilan clase a raudales. “Wave Like Home” (Upset The Rhythm, 08), “In Evening Air” (Thrill Jockey, 10) y “On The Water” (Thrill Jockey, 12) han ido marcando una trayectoria que partió del synth pop de querencias post-hardcore hasta una propuesta cada día más cuidada, menos espasmódica, más ambiciosa y más adulta, salpicada de infinidad de singles, epés y splits.

Ahora mismo resulta francamente complicado no rendirse a canciones como “Spirit”, “Fall From Grace” o “Back In The Tall Grass”. Es por eso que el título del álbum encaja a la perfección a pesar de que no se trate de ninguna compilación de siete pulgadas. Estamos, sencillamente, ante su disco más accesible y comercial, en el buen sentido del término. (William Cashion) “Pensamos en un montón de títulos e ideas diferentes, pero surgió lo de ‘Singles’ y nos enganchó a los tres. Se fue repitiendo y repitiendo hasta que sentimos que era el que mejor encajaba”. (Sam Herring) “Pero la verdad es que no hemos intentado escribir un disco comercial. La prioridad ha sido en todo momento escribir el mejor álbum que fuésemos capaces de hacer”. No cabe duda de que lo han conseguido. Que no les echen atrás palabras como “adulto”, “comercial” u “ochentas”, que verán asociadas desde ya a esta colección de canciones. “Singles” es todo ello, sí, pero por encima de cualquier cosa es un gran disco de pop. De lo bueno, lo mejor. (Cashion) “Siempre hemos considerado que Future Islands éramos un grupo de pop, y el sentido de cualquier grupo es intentar componer las mejores canciones posibles, por eso creo que ‘Singles’ es solamente el siguiente paso que debíamos dar”. (Herring) “A mí me gusta pensar que ‘Singles’ es un disco que muestra la versatilidad que podemos tener como banda”. (Cashion) “En realidad nosotros siempre nos hemos descrito a nosotros mismos como ‘post-wave’. Creo que siempre ha habido una universalidad en nuestra música, y eso la convierte en pop”.



 
Para hacer la jugada aún más redonda, mientras sus dos álbumes inmediatamente anteriores vieron la luz en un sello más dado a proyectos “rarunos” como Thrill Jockey, la casualidad ha hecho que Future Islands entreguen su disco más accesible en un label con la proyección, la calidad y el respeto de 4AD, que luce un pasado esplendoroso y un presente más que apetecible. Diría que llegan a él en un excelente momento, con artistas en el rooster como Ariel Pink, Grimes, The National, Scott Walker o tUnE-yArDs. (Gerrit Welmers) “Aunque cuando nos metimos en el estudio para grabar este material, no teníamos ni idea de quién podría editarlo. En un momento dado, la gente de 4AD se nos acercó y sentimos que publicar con ellos podría ser un cambio positivo para nosotros”. (Cashion) “Nos gusta mucho el sello y somos grandes fans de su catálogo antiguo. Nos encantan bandas como Cocteau Twins, This Mortal Coil o Throwing Muses”.
“Singles” ha contado con la producción del omnipresente Chris Coady, responsable de controlar el trabajo en estudio de artistas del calibre de TV On The Radio, Grizzly Bear, Beach House, Gang Gang Dance, Yeah Yeah Yeahs o nuestros Delorean. Reconocen haberse sentido cómodos con Coady, aunque mi cuestionario no insiste demasiado en los aspectos técnicos de la producción y las preguntas se dirigen mayormente hacia la necesidad de escribir canciones: algunos creadores hacen música para ganarse la vida, otros porque su vida no tendría sentido sin ella. (Cashion) “Hacemos música sobre todo para tocarla en directo. Eso sí, creo que hemos aprendido a pasarlo cada vez mejor cuando grabamos y a sentirnos más cómodos durante esa parte del proceso”. Es evidente que Herring también escribe textos para superar encontronazos con la vida, rupturas o decepciones, pero también algunas alegrías. Y es que las letras de Future Islands tienen una carga emocional (a veces más abstracta, a veces muy palpable) que encaja al cien por cien con su música. Sirvan como ejemplo frases como: “Be more than words, be more than strength and kind to those who come to you” (“Spirit”); “People change, but you know some people never do. You know, when people change, they gain a peace, but they lose one too” (“Seasons”); el reflejo del desamor de “Fall From Grace” o la preciosa y nostálgica letra completa de “A Song For Our Grandfathers”. (Herring) “En la vida no vas siempre hacia arriba, ni tampoco siempre hacia abajo. La vida es una suma de flujos y reflujos, y eso es exactamente lo que nosotros tratamos de hacer con nuestra música”. Me gustaría ver paralelismos con otros letristas, citarlos a todos, pero cuando le hablo a Herring de las conexiones puntuales (subrayo puntuales) de su registro con los de Matt Berninger de The National, Stuart Staples de Tindersticks, el Ed Kowalczyk de los primeros Live y una larga lista de mis artistas favoritos de los ochenta, contesta brevemente… “Bueno, lo que puedo decirte es que mis grandes influencias provienen de cantantes como Glenn Danzig, David Clayton Thomas, Mark Sandman, Elton John, Marvin Gaye y KRS-One”. No se sorprendan por la última refencia al MC neoyorquino, puesto que Herring hace sus pinitos como rapero bajo el alias de Hemlock Ernst (búsquen sus actuaciones en Youtube y se caeran de culo). A Cashion le gusta mucho más que le comente que el tema “Back In The Tall Grass” tiene un aire evidente a Kraftwerk. (Cashion) “¡Definitivamente! Somos grandes fans de Kraftwerk y han sido una fuente de inspiración muy importante para nosotros”.
 

Ahora bien, si no habían escuchado ustedes previamente a Future Islands, tampoco se lleven a engaño. “Singles” no es una ruptura con el pasado, sino una consecuente y eficaz paso adelante por una banda que ha crecido exponencialmente con cada disco. En canciones previas del trío como “The Happiness Of Being Twice” o “Walking Through That Door” ya pueden verse claramente las claves del sonido de este nuevo trabajo. (Cashion) “Las dos primeras canciones que escribimos para ‘Singles’ fueron ‘Back In The Tall Grass’ y ‘A Song For Our Grandfathers’. Empezamos a componer para este disco en una cabaña de cazadores en la zona más rural de Carolina del Norte, en medio de los bosques. Estabamos ensayando para el concierto de décimo aniversario de Art Lord & The Self-Portraits (se celebró en febrero de 2013). Aprovechamos el día para trabajar en canciones nuevas de Future Islands mientras que por la noche nos centramos en aprender de nuevo las canciones que habíamos escrito cuando teníamos dieciocho o veinte años de edad”.
Para acabar, solamente queda preguntarles qué opinan de cuando a modo de broma, un tweet les consideró “normcore”, uno de los inventos más gilipollas que recuerda el que esto escribe y la demostración de que algunos medios ya no saben de qué mierdas escribir. (Herring) “No somos ni ‘normcore’ ni ningún otro ‘core’. Lo que sí somos es una banda que trabaja muy duro”. (Welmers) “Somos unos tipos corrientes, eso es todo”.

Cuatro minutos de gloria

Aunque las virtudes de este cuarto álbum de Future Islands son muchas, no podemos evitar referirnos a la repercusión obtenida por la aparición de la banda interpretando “Seasons (Waiting On You)” en el programa televisivo nocturno de David Letterman. La escena indie estadounidense les aclamó y la siempre particular performance interpretativa de Harring hizo que los comentarios se dispararan, sirviendo de puerta de entrada a este hit pop de inspiración ochentera. Lo que empezó casi como una broma (los bailes de Harring se han convertido incluso en un meme) ha acabado calando y convirtiendo a “Singles” en uno de los discos más esperados de la temporada. El éxito llama a sus puertas. (Herring) “La verdad es que no esperábamos que esa actuación se convirtiese en algo tan popular. Solamente tocamos la canción como la tocaríamos cualquier otra noche. Hacemos unos ciento cuarenta o ciento cincuenta conciertos cada año y nos comportamos de la misma manera noche tras noche”. ¿Hubieran sido las cosas distintas sin esos cuatro minutos de gloria televisiva? (Cashion) “Eso es algo que nunca sabremos. Te lo digo en serio. Nosotros actuamos del mismo modo desde hace años y nos entregamos a nuestro trabajo con el mismo esfuerzo”. (Herring) “En realidad, nosotros llevamos años sintiendo que hemos tenido éxito con nuestra música. Llevamos mucho tiempo centrándonos en escribir canciones y en girar, muchos años, y lo que más nos importa es poder continuar haciéndolo mientras nos sea posible”.