“Silver Apples” (1968) y “Contact” (1969) son dos clásicos inapelables de la protoelectrónica. Pero, más allá de sus orígenes, Simeon Coxe lleva dos décadas girando y publicando discos no por subterráneos menos valiosos (el último,“Clinging To A Dream”). El jueves 8 estará tocando dentro de la programación del festival Wosinc en Santiago de Compostela, y dos días más tarde, el sábado 10, tocará en la sala El Sol de Madrid, dos conciertos que nos acerca SON Estrella de Galicia.


¿Qué es lo mejor y lo peor de irse de gira?
Lo mejor el show en sí mismo. Amo tocar. Lo peor puede que sea el paso por los aeropuertos.

¿Te diriges al público en inglés o intentas aprender algunas palabras en su idioma?
Generalmente sólo hablo inglés.

¿Cómo suele comportarse el público en tus conciertos?
Habitualmente hay mucha gente bailando y algunos cantan las canciones que conocen.

¿Hay algo parecido a un hit en el repertorio de Silver Apples?
No, no creo que Silver Apples haya tenido nunca un hit en ningún país.

¿Cuál es tu lugar favorito para tocar?
Los escenarios al aire libre porque en esas circunstancias tengo la sensación de estar tocándole al cielo

¿Recuerdas el peor y el mejor concierto de tu carrera?
El peor puede haber sido en Chicago en 1968, cuando mi equipo llegó aplastado y roto y tuve que improvisarlo absolutamente todo. El mejor para mí es siempre el último que he dado.

Cuando tocas con otras bandas, ¿te acercas a ver su concierto o prefieres quedarte en el camerino tomando algo?
No bebo, así que o bien me acerco a ver a las otras bandas o intento relajarme en modo zen.

¿Quiénes son las personas más odiadas por un músico, los baterías o los técnicos de sonido?
¡Los técnicos de sonido son los que más útiles resultan! No podríamos hacer un concierto sin ellos. Los baterías son un mal necesario, pero los quiero.

¿Cuál es el accidente más absurdo que has sufrido durante una gira?
En el iTunes Festival de Londres entré a los camerinos por la puerta equivocada, me perdí y nadie pudo encontrarme. Fueron unos minutos de tensión y silencio general hasta que encontré la salida…

¿Y cuál es tu comida española favorita?
La paella.