La lírica de Sharif, su poesía, es uno de los valores más ricos que posee el rap español actual. El zaragozano es uno de los mejores letristas de la escena y algunas de sus canciones son auténticos poemas rítmicos. Sin embargo, ha decidido darle algunos retoques al envase y en esta ocasión se ha atrevido con sonidos más modernos y electrónicos. ¿El resultado? Deberás escuchar Acariciando mundo (Boa, 17) para conocerlo.


Tras una carrera en la que tu música ha tirado hacia el rap clásico, sorprendes con un álbum dominado por otros elementos como el ambient o trap. ¿A qué se debe este cambio en el sonido de Sharif? ¿Es un experimento o es la nueva línea que va a tomar tu música?
Me atrevería a decir que ninguna de las dos cosas. Esto es, ni un experimento ni el sendero por el que andarán mis canciones a partir de ahora. Más bien responde a la necesidad de ser hijos de nuestro tiempo y de tratar de encontrar en los nuevos géneros, sonidos y señales en los que reconocernos de igual manera que nos reconocíamos con los sonidos y señales más ortodoxos del rap de los noventa. En realidad la música, como cualquier tipo de arte debe estar sujeto, no a las modas, pero sí a los elementos más puros de las nuevas corrientes, porque permite esa libertad y porque sólo no cambia lo que está muerto.

Este disco demuestra que, lejos de estancarte, te mantienes al día de las vanguardias sonoras. ¿Qué escucha Sharif hoy en día, qué te gusta y qué no de la música actual?
Dentro de esta nueva generación me flipa Dellafuente y Maka. En absoluto reniego de lo nuevo sólo por el mero hecho de que sea nuevo, pero sí que es cierto que para que en mí cale la música de hoy en día debe de tener algo de alma, de pureza o de ingenio. He oído algo de Cruz Cafune y de Maikel de la Calle, y me gustan también, porque los veo auténticos y honestos.

Algo que se mantiene intacto en este disco es tu identidad como letrista. ¿Te ha costado más trabajo de lo habitual encajar tus líricas poéticas en estos ritmos?
En absoluto, las métricas y los patrones rítmicos son muy similares y no me han dado ningún quebradero de cabeza.

“Vivimos tiempos difíciles para casi cualquier cosa que exija un poco de sosiego, de serenidad o meditación”

Hablando de poesía, sabemos que eres un gran amante del verso escrito. ¿Qué dos poetas son tus preferidos y por qué? ¿Cuáles nos recomendarías conocer?
Decir dos poetas preferidos es traicionarte a ti mismo, porque sé por experiencia propia que esa percepción cambia con el tiempo. Por hacerlo sencillo y saldar una deuda de honor diré Ángel González, pues de un poema suyo extraje el titulo de mi nuevo disco Acariciado mundo. Por saldar otra deuda, esta vez con el corazón, diré Ángel Guinda, poeta aragonés septuagenario, sabio en su labia, niño en sus ojos, poeta entre hombres. Y dos que deberíais de conocer son José Manuel Díez y Juan Luis Mora.

En la canción Lo que nunca ha sido mío hablas de la superficialidad que rige nuestras vidas. ¿Crees que vivimos en un mundo con cada vez menos valores, que no nos paramos a pensar hacia dónde vamos?
Siempre va a haber gente consciente y siempre va haber brutos insensibles. Ahora bien, creo que sí que es cierto que vivimos tiempos difíciles para casi cualquier cosa que exija un poco de sosiego, de serenidad o meditación. Cada vez el mundo es mas frívolo y mas vertiginoso. Llenamos las horas con trabajos que no solemos amar. Los minutos mirando las pantallas de los móviles para seguir vidas de personas que no conocemos. Llenamos los segundos con casi cualquier cosa que nos ayude a huir de nosotros.

En Los últimos noctámbulos narras una historia de una noche llena de incidentes inesperados. ¿Es cierta esta storytelling? Y si es así, ¿qué más puedes contarnos de esta insólita noche que no cuentes en la canción?
La magia está en el misterio y no se puede contar todo. Quién no la haya oído que la escuche y saque sus propias conclusiones. Lo que sí puedo decir, es que, a mi manera, es un homenaje a Pacto entre caballeros.

Resulta original que a lo largo del disco incluyas fragmentos de entrevistas ficticias rimadas. ¿Con que finalidad has incluido esto? ¿Para ahorrarte entrometidas entrevistas como esta?
La finalidad era triple. Por un lado en lo inesperado, ya que nunca había visto algo así y me parecía original la idea de que una entrevista fragmentada vertebre todo un disco, como una historia que se cuenta por partes. Por otro lado, quizá y sólo quizá, me conseguía ahorrar alguna de esas preguntas a las que ya has contestado cientos de veces, y que de esta forma la respuesta quedara cristalizada en un bello verso para siempre. Y por último… no me acuerdo, jejeje.

En una de estas entrevistas dices que les recomendarías a los jóvenes que no abandonen el colegio por un sueño, como el de la música, que no es tan bonito como parece. ¿Esta profesión te provoca más decepciones que alegrías?
Apréciese el matiz de que no digo que no luchen por su sueño, si no que no lo abandonen todo por esa lucha, ya que este es un oficio ingrato donde el talento y el trabajo no siempre tienen el reconocimiento merecido. Nadie conoce la fórmula del éxito y vivimos en unos tiempos donde estamos constantemente expuestos tanto al halago como a la crítica. Así que mejor ir con cuidado, sin esperar nunca nada, haciendo todo por placer.

En otro de estos fragmentos hablas de tus inicios con el grupo Tres Monos. ¿Qué recuerdos tienes de aquella época? ¿Qué crees que aportó Tres Monos al hiphop de aquel momento?
Son grandes recuerdos los que guardo de aquel momento, porque para mí Música para tus ojos sigue siendo uno de los discos más bellos y mágicos en los que he podido participar, ya que aparte de enseñarme muchas cosas en lo musical, fue un disco que salió solo, sin buscarlo, y ese tipo de discos se asemejan mucho a esos amores que no buscas, pero cuando los encuentras te llenan de forma plena, sin que tú lo hubieras imaginado.

“El perro es un galgo, y es un animal bello, noble y triste, como mi música”

Al hilo de esto, ¿qué aporta Sharif a la escena actual? ¿Qué le hace diferente del grueso de MCs?
No puedo ser yo quien diga esto, sino la gente que me escucha.

Volviendo al disco, le has titulado Acariciado mundo. ¿Qué sientes cuando acaricias el mundo hoy en día, buenas o malas sensaciones?
Siento indiferencia y fraternidad, frivolidad y consciencia. Miedo a estar solos y a no saber estar solos. Siento todas las contradicciones que aguijonean y protegen el corazón del hombre desde que es hombre.

En el diseño del disco (y en el librillo que incluye) vemos varias veces la imagen de un perro. ¿Tiene algún significado respecto a la idea de Acariciado mundo?
El perro es un galgo, y es un animal bello, noble y triste, como mi música.

Es habitual verte de gira y en diversos festivales. Para despedirnos, cuéntanos dónde podremos verte en directo en este 2018
Pues espero que en unos cuantos festivales como el Viña, pero sobre todo en los escenarios de las salas de las ciudades. Vamos a hacer una gira canónica por toda España y luego querríamos recorrer algunos países de Latinoamérica. Toda la info de esa gira la podrán encontrar en www.shariffernandez.com.