Un enigmático mail me puso en alerta y resultó que mis sospechas y mis ilusiones se hicieron realidad. Advertido por la gente de la revista y por la gente de prensa parecía que me enfrentaba al mismísimo Lucifer pero no fue así para nada. Con una hora y media de retraso al final Ryan Adams se puso al aparato y resultó estar encantador. “Prisoner” (Pax Am Records) su nuevo trabajo gira en torno a su repentino y doloroso divorcio, quizás por ello el norteamericano estuvo relajado, quizás ayudó que nada más comenzar le dijera que él y su música me habían salvado la vida literalmente en dos ocasiones. Tan odiado como amado Ryan Adams sigue haciendo lo que su corazón le marca, volverá a nuestro país y espero que en el Mad Cool Festival cierre la boca a sus muchos detractores patrios.

Es un placer hablar contigo, he pasado algunos momentos muy duros en mi vida, muertes en la familia, enfermedades, una vida ajetreada y tormentosa sentimentalmente, mucha confusión y gracias a tu música estoy aquí para contarlo.
Muchas gracias, por cosas así vale la pena todo el esfuerzo, escribir y tocar música. Cómo influyes y llegas a gente en la otra parte del mundo. Ver como tu música ayuda a la gente es lo que hace que valga la pena. Gracias por tus palabras.

“No me importa tener enemigos en la prensa, no se qué hice para ganármelos ni tampoco sé, ni me importa como hacer que desaparezcan”.

Después de haber escuchado“Prisoner” más de una treintena de veces me parece uno de tus mejores trabajos, un disco muy oscuro y triste pero con algo de luz y mucha esperanza al final. ¿Lo ves así?¿Cómo has llegado hasta él?
Tenía la necesidad de escribirlo, estaba pasando una época muy confusa, de alguna manera tenía presente todo lo que me estaba pasando y era o es parte del material. Era una manera de encontrar una salida, un camino hacia adelante. A través de la música, de mi música intentaba llegar a un lugar, a mi sitio. Básicamente llegó un momento en el que no podía venirme abajo, seguí componiendo, grabando y una vez acabé el tour intenté captar todas esas emociones y esos sentimientos.

Parece más que un disco un trozo de tu vida, como si nos mostraras tu diario, ¿Es esta manera, tu música, la forma que tienes de expulsar tus demonios personales?
Bien… (Se lo piensa) no sé si de alguna manera he buscado sentido a lo que sucedía. Es algo personal, pero creo que en el mundo del pop, del rock no se muestran cosas. Pensé que lo mejor que podía hacer era mostrarme yo mismo, expresarme yo mismo, algo no muy habitual, y hacerlo de la mejor manera posible. Para mí coger una guitarra y tocar unas cuantas canciones dice mucho más de mí que cualquier otra cosa. Eso es lo que hay grabado todo lo que podía y quería decir, lo que necesitaba decir.

Aun sonando 100% Ryan Adams hay cosas que me han sorprendido y maravillado como el teclado de “Do you still love me”, la estructura de algunos cortes, el solo de saxofón en “Tightrope”. ¿Es tu disco más completo hasta ahora?
Quiero decir… tengo una relación muy especial con mi manager ella sabe siempre lo que pienso en cada momento, lo que necesito sacar fuera en cada instante, soy muy inconformista siempre pendiente del momento. Es la primera vez en mucho tiempo que estoy realmente convencido de todo lo que ofrezco, más que ninguna otra vez anterior. Es difícil y extraño pero a la vez es muy importante para mí este disco. He probado cosas esta vez porque podía, sin una razón especial, de una manera natural y nada forzada. Muchas cosas interesantes han surgido por casualidad, o no como estaban planeadas. Unas cuantas cosas surgen de errores, estoy tan contento de como sucedieron al final… a veces cuando las cosas no funcionan tienes que dejarlas un tiempo y retomarlas más tarde. Con unos músicos tan fantásticos a mi lado, con Don Was a mi lado era difícil no hacerlo bien….

Eres una persona muy sincera y transparente. Te considero un artista punk entendiendo punk como una manera de pensar muy libre, eres fan de Bad Brains, The Smiths pero también de Iron Maiden y de Gram Parsons, eso más tu pureza y sensibilidad ¿te han hecho ganarte muchos enemigos entre la prensa?
No me importa tener enemigos en la prensa, no se qué hice para ganármelos ni tampoco sé, ni me importa como hacer que desaparezcan. Hubo un tiempo en que si me preocupaban esas cosas… es un mundo muy duro y complejo ahora. Un mundo con mucha información, mucha información en internet, una información que llega de muchas maneras diferentes. Los medios de comunicación controlan el mundo… realmente no dedico mucho tiempo en pensar qué opina la gente de mí, qué piensan sobre mí. Si les gusto, si no les gusto no es algo que me preocupe. Solo pienso en mi guitarra, en mi música. Tengo mis amigos desde hace mucho tiempo, amigos verdaderos… el resto no importa. Mi música habla por mí, algunos de esos se quedan en lo superficial, el resto si rascan la superficie y se adentran en ella funciona. Se crea un diálogo entre ellos y yo, eso es lo que funciona y lo que hace que valga la pena.

Si tuvieras la oportunidad de cambiar algo de tu carrera discográfica, ¿Que cambiarías?
(Largo silencio)  ¡Uf tío!… No hubiera trabajado nunca con cierto sello discográfico, no fue una buena idea. No fui entendido ni respetado, pero era joven e inexperto estaba aprendiendo le gente debería entender eso. Estaba intentando ser yo mismo, creo que con el tiempo me he dado cuenta que ellos buscaban hits, un gran artista etc… y yo no podía darles eso. Aprendí que en este mundo has de intentar ser siempre tú mismo. Hice muy buena música entonces, muchos fans la consideran un clásico mío, trabajé muy duro, me costó llegar a donde estoy y en tener a mis fans. Era difícil hasta editar un disco fisicamente, ser alguien en la escena tenia que dar más y más. Tenía mucho más que dar pero algunos fans crean más en mí que la gente de mi sello. De ahí que ahora valore tanto cuando tengo un disco listo, es una sensación fantástica. Es como cuando grabas una película, tienes el guión pero eso es solo el inicio del proceso, y hay veces en las que te hacen cambiar todo el guión por completo. La gente ha de entender el por qué de ciertas situaciones, por qué las cosas se desarrollan de cierta manera. El verdadero proceso creativo es un camino muy largo y costoso, expones algo a ciertas personas algo que va dirigido a otras personas, entiendo las reglas del negocio, tengo una demo, vamos a trabajar en ella, pero ellos solo quieren ver el producto acabado que es lo importante para el sello. Y esa persona a la que le enseñas tu trabajo solo piensa en cómo hacer dinero con ello… ¿Hay gente que dice cómo has grabado un disco en 48 horas para un pequeño sello? ¡Es suicida!. Toda mi carrera es suicida… Solo tengo que conectar con el sello, con la gente y con la música, no hay más. El sello piensa que estoy cometiendo un suicidio comercial haciendo las cosas así, a mi manera. No me preocupa mi carrera, soy un compositor y es inútil verme de otra manera.

Tu disco “Love Is Hell” me parece uno de los discos de rock más bellos de la historia del rock, doloroso pero real…
No sé si doloroso pero sí honesto. Es un disco muy extraño en el universo del rock, quise que fuera así, underground casi un secreto, sin promoción. A la vez estaba haciendo un gran disco de rock (Se refiere a “Rock And Roll”)(NdR) mucha gente me comentaba que era muy largo y yo les decía nada es muy largo así que no iba a editarlo, ni a tocarlo. Una película no es demasiado larga, una serie no es demasiado larga… Es lo que es. Si lo escuchas con detenimiento lo entiendes, entiendes lo que quiero decirte….

Por supuesto.
Por supuesto con los años he escrito más discos, he grabado más discos y jamás me preocupé por el tiempo que duran… me preocupan las ideas, las canciones disfruto con eso, moldeando las canciones, con las formas no voy a preocuparme de otras cosas. Eso lo convertiría en algo banal simplemente grabo un disco con mis canciones. Al verdadero aficionado a la música lo que le interesa no son esas cosas, solo lo honesto que seas. Por otro lado, sí que te sientas antes y piensas en cómo llevarlo a cabo, cómo hacerlo pero eso es normal es parte del proceso. Por lo que no intento que la gente de las discográficas entiendan esas cosas, hay muchas posibilidades de hacer las cosas y esta es la mía. Soy afortunado porque pude sacar adelante “Love Is Hell” como yo quería, estoy muy orgulloso de ese material”.

Ambos tenemos en común un amor eterno hacia Edgar Allan Poe, sé que escribes poesía desde que eras un adolescente y que tienes publicados un par de libros, ¿Qué te da la poesía, la literatura que no te da la música?
Creo que son dos partes diferentes de mi cosecha, tienes que saber que son parte de mi mismo ambas disfruto por igual escribiendo que componiendo cinco canciones, aunque diferentes el placer es parecido. Me gusta poder expresarme de diferentes maneras, no me importa el proceso o la forma solo el resultado y lo que me aporta.

Has pasado momentos muy duros que casi acaban con tu carrera musical, la enfermedad de Meniere, ¿Cómo te encuentras?
Estoy bien, y para mí es posible hacer uno o dos conciertos por semana pero no más. Estoy muy feliz de que tu también estés bien, que todo esté mejor ahora, que sigas aquí, me pone de buen humor que mi música haya contribuido a tu felicidad. Cuando escucho esas cosas me vuela la cabeza, hay que intentar sobrevivir, buscar las energías positivas y ser fuerte. Me alegra que hayas tenido el coraje de compartir esto conmigo y espero poder seguir siéndote de ayuda, es muy grande. Cuando vaya a España estaré encantado de conocerte en persona y poder tomar un té juntos.

Gracias desde el fondo de mi corazón por tu música y por tus palabras, espero conocerte en persona te tomo la palabra y perdona si te intimidaron o te fueron violentas mis palabras sobre mi vida personal. Tenía la necesidad de decírtelo.
Gracias a tí por decírmelas, me has alegrado el día.