La banda catalana The Unfinished Sympathy acaba de ver reeditado su último trabajo “We Push You Pull” (Subterfuge, 06) bajo la serie Classic que el sello madrileño ha lanzado, donde se incluyen los álbumes más emblemáticos de la discográfica, entre los que destacan grabaciones de Ellos o Fangoria.

Eric Fuentes, cantante, compositor y guitarrista de la banda barcelonesa ve así la reedición. “El hecho de que nos hayan incluido en la selección de reediciones de álbumes que han hecho historia, al lado de Fangoria, Dover o Marlango, nos hizo sentir muy bien. Es un reconocimiento que un grupo como nosotros no puede sino aceptar con muchísimo orgullo. De alguna manera nos han situado en el ‘equipo ideal’ de jugadores y eso es motivo de alegría”.

” Hacía tiempo que flirteábamos con la idea de tener un disco acústico en nuestro repertorio “

Para la ocasión, el mencionado álbum se ha publicado en un cuidado digipack, con el mismo diseño y con un disco de regalo, titulado “Love Athletic”, para disfrutar de la otra cara de The Unfinished Sympathy, la del sonido acústico y calmado. “Hacía tiempo que flirteábamos con la idea de tener un disco acústico en nuestro repertorio. Hemos hecho algunos conciertos en este formato a lo largo de nuestra existencia y siempre han sido satisfactorios. Un concierto eléctrico es, para nosotros, tensión continua, y en cambio el formato acústico se recrea más en la atmósfera, en el detallismo. Coincidieron nuestras ganas de hacer esta grabación, que se llevó a cabo en un día de verano bajo la dirección técnica de Víctor García, con la voluntad de Subterfuge de que las reediciones incluyeran un segundo disco con contenidos especiales”. Y la referencia se agradece, con canciones de la talla de “This Living Kills” o “Gratitude”, que en formato acústico andan en una frontera entre el rock y la americana de Drive-By Truckers o Marc Lanegan. Si el propio Eric Fuentes tuviese que resumir “Love Athletic” sería de esta manera: “Son reinterpretaciones de algunas canciones siguiendo una intuición colectiva de la que desconozco la raíz… De algún modo es una visión más íntima de nuestro repertorio. Se oyen nuestras imperfecciones, nuestras respiraciones y se percibe el calor de cuatro tíos cerrados en un pequeño cuarto en un día de agosto”.