Coincidiendo con la presentación mundial en Barcelona de “O.K. Computer” entrevistamos a unos Radiohead que todavía no eran conscientes de lo que estaba por venir. Y sino lean las divertidas y disparatadas comparaciones de la época.

Entrevista publicada en Junio de 1997 

“When I am king you will be first against the wall with your opinion which is of no consequence at all…” (“´Paranoid Android”). Con estas palabras Thom Yorke consigue ponerle a uno los pelos de punta. No sólo por el aviso casi amenazador de una inminente restauración monárquica, sino también por la melodramática entonación con la que (en)canta. Ya han pasado unas semanas desde que se produjeron las segundas contracciones de un parto largamente anunciado, el de “O.K.Computer”, cuando el tema que acabamos de citar aquí arriba se convertía en single (recordemos que las primeras tuvieron lugar de manera prematura hace un año con la canción ´Lucky´, grabada como contribución al disco benéfico “War Child”).

En efecto, “Pablo Honey” (1993) y “The Bends” (1995) ya tienen un nuevo hermanito; y lo cierto es que el parto ha ido estupendamente: pesa unos 3500 watios y tiene los ojos un poco oscuros, aunque no está mal lo simpático que es. Este nuevo miembro de la familia se parece más al hermano mediano que a Pablo, el mayor. Sus padres creen que va para ministro de cultura, por lo menos, y los que han tenido el placer de conocerle incluso se atreven a afirmar que acabará reinando enel país del rock, aunque sólo sea por un tiempo. Pero no nos aventuremos porque todavía es pronto. De momento, la presentación mundial del último álbum de Radiohead que tuvo lugar en Barcelona el pasado 22 y 24 de mayo fue un exitazo, como también era de esperar. Lástima que algunos críticos locales no quieran reconocerlo-que están en su derecho- y que sea la prensa extranjera la que hayatenido que defender la verdad por encima de favoritismos. De todos modos,dejemos las opiniones a un lado y hablemos con algunos de los responsables de la criatura.

Ed, Colin y Phil más el centenar de roadies que les acompañaban parecían haberse apoderado de la sexta planta del hotel Le Meridien: una habitación para la entrevista de Mondo Sonoro, otra distinta para la siguiente… Desde la terraza donde estamos disfrutamos de unas vistas fenomenales al centro de la ciudad: el Montjuic, la Catedral y los viejos e irregulares tejados del casco antiguo. Casi nos olvidamos de la ausencia de Thom y de Jon con tanto vaivén de personajes curiosos. Thom se había largado a perderse por las calles de Barcelona, mientras un amigo de la banda estaba filmando la entrevista para un posterior documental sobre el grupo. Empezamos hablando del video de ´Paranoid Android´ que horas antes de la entrevista pudo ser visto en El Corte Inglés por un grupo de fans de Michael Jackson que, atónitos y enfurecidos, vieron cómo cortaron el último clip de su ídolo para poner el de los británicos.Pero no nos alarguemos con esta irrelevante anécdota, ya que parece que los de Radiohead prefieren hablar de cosas más importantes.

Leí en alguna parte que habíais dicho que “OK Computer” sonaba a un Radiohead fumado. ¿Qué queríais decir con esto?
Colin: Pues no lo sé realmente. Grabamos el disco en muchos ambientes diferentes y lugares especiales… Bueno, en dos lugares concretamente, en nuestro local de ensayo y en una mansión inglesa renacentista.(La mansión de Jane Seymour; ex-chica Bond que ahora se dedica a alquilar una de sus propiedades a grupos famosos. Los últimos en grabar allí fueron The Cure con “Wild Mood Swings”). Queríamos estar relajados y grabar el disco sin prisas ni presiones. Cuando dije lo de estar fumados quería decir en el sentido de estar relajados. Bueno…ya tienes tu respuesta.

¿Cuando os entrevisté hace dos años, tú, Ed, me contaste que para componer las canciones de “The Bends” usasteis una gran pizarra donde cada uno aportaba sus ideas y las canciones iban tomando forma ahí en la pizarra. ¿Fue así para “OK Computer” o me estabas mintiendo?
Colin: (horrorizado) ¡¡Te está llamando mentiroso!!
Ed: Tiene razón, a veces mentimos. Usamos el mismo método en este disco, la única diferencia es que ensayamos mucho más y ya hemos estado tocando las canciones en directo durante todo el año pasado. Pero sí, teníamos una pizarra en la que poníamos nuestras ideas, lo que habíamos hecho, lo que nos faltaba por hacer…
Colin: …y lo que no. La presencia del bajo en muchas de las canciones fue cuestionada por el resto del grupo durante toda la grabación del disco, lo cual me supuso un estrés psicológico muy grande. Ahora ya me voy recuperando poco a poco pero me ha costado mucho perdonarles…
Ed: (carcajadas descontroladas)

¿Qué significa el título “OK Computer”?¿Que los ordenadores están bien? ¿Que os resignáis ante su poder? ¿Que queréis trabajar junto a ellos?
Colin: Hay un elemento de todo lo que has dicho en el título. Grabamos el disco con las máquinas que compramos nosotros. Era una tecnología que controlábamos demasiado bien. Además queríamos un título más universal. Líricamente creo que Thom estaba interesado en temas más externos frente a las emociones interiorizadas que expresó en “The Bends”.

¿Creéis que los ordenadores son benévolos?
Ed: Pueden serlo. Por una parte son máquinas fantásticas, por otra son una fuerza de enajenación tremenda… (en voz del Capitán Kirk) tenemos que aprender a utilizar esta energía… Colin: De hecho, para relajarnos después de una sesión en el estudio navegábamos por Internet. Hablábamos con gente, incluso con fans de Radiohead, pero no creyeron que fuéramos nosotros. Llegaron a hacernos una prueba; fue algo así como ¿de qué color era la camiseta que Jon llevó en el concierto de Montreal en el verano del ´95? Lógicamente Jon no se acordaba, así que no se lo tragaron.

¿Por qué escogisteis Barcelona para la presentación del nuevo disco?
Phil: Es uno de nuestros sitios preferidos para actuar, así que nos hemos dado el gustazo de venir. Hay algo que nos conecta a España. De hecho, ensayamos “The Bends” en Sevilla antes de grabarlo.

Tenemos entendido que van a venir muchos fans de Inglaterra a ver los conciertos de aquí.
Colin: Sí, así es. Supongo que sí estamos presentando el nuevo disco pero nosotros lo vemos más como una extensión de la gira que estamos emprendiendo. Nunca hemos hecho una presentación en plan oficial con fiesta y todo el tinglado porque lo consideramos un poco falso. Estar aquí en Barcelona significa para nosotros dar un par de conciertos y hacer algunas entrevistas, nada más.

Ed: La idea es que vengan aquí los medios ingleses para que se hagan un poco a la idea de que existen otros países donde nos gusta hablar de nuestra música.
¿Habláis castellano?
Colin: Me liamo Colin…
Ed: Un poqueito… De verdad, es una vergüenza, a pesar de que tanto Colin como yo tenemos unas cintas de autoaprendizaje. Mi madre habla castellano perfectamente y mi abuela nació en México, así que realmente no tengo perdón.

Acaba de entrar un nuevo gobierno laborista en Gran Bretaña. ¿Hay alguna canción en el disco que trate de temas políticos?
Colin: Sí, pero no en plan didáctico.
Ed: ´Electioneering´, por ejemplo, compara el estar en una banda con militar en un partido político. Como músico también tienes que convencer a la gente; es una situación similar.
Colin: Los políticos utilizan los medios para salir adelante y nosotros también lo hacemos. Existe mucha manipulación en los dos mundos.

¿Qué pensáis de la nueva etiqueta “New Wave of the New Grave” (la nueva onda de los nuevos siniestros, aproximadamente) a la que supuestamente pertenecéis?
Ed: Leí el artículo donde apareció esto y me pareció muy divertido. No creo que fuera muy en serio, pero veo que mucha gente se lo está tomando al pie de la letra.

Ahora que estáis más establecidos, es más fácil pasar de las etiquetas periodísticas y de las comparaciones?
Ed: Sí, es más fácil. Con “The Bends” éramos los U2 que estaba bien escuchar, o los R.E.M ingleses. Son bandas a las que admiramos pero no sonamos como ellos.
Colin: A los fans siempre les ha gustado todo tipo de música…
Ed: Ahora nos están comparando con Pink Floyd…
Colin: Tonterías…

La canción ´Lucky´ apareció en el disco “Warchild”.¿Lo incluisteis en el disco para que llegara a todos vuestros fans o ya formaba parte de “OK Computer”?
Colin: Es una canción muy importante dentro del disco; una delas conexiones entre “The Bends” y “OK Computer” la grabamos en cinco horas y la produjimos nosotros mismos, junto con nuestro ingeniero de sonido. En cierta manera, fue el logotipo para el resto del disco. Nos dio la confianza para seguir con la idea de hacer una producción propia. Cuando ´Lucky´ salió como single no tuvo mucho éxito y no queríamos que se perdiera la canción. El single ´Paranoid Android´ está teniendo mucho más éxito. El video es un dibujo animado bastante retorcido.

¿Cuando estáis de gira lleváis una vida de sexo, drogas y rock´n´roll?
…largo silencio…
Colin: Es la primera vez que nos hacen esta pregunta hoy.
Ed: Siempre se nos ha presentado como los clásicos inglesitos burgueses que sólo beben té, juegan al bridge y leen mucho. Pues sí, nos gusta leer, pero también nos gusta ir de fiesta y beber. Hay que decir que en el tema de los groupies no nos metemos para nada.
Colin: Tenemos un código; se llama The Code of the Road y si alguno comete alguna indiscreción, no se lo contamos a nadie.

¿Sois conscientes de haber hecho un disco que pronto va a convertirse en un clásico y que no se puede comparar con nada de lo que se está haciendo ahora en vuestro terreno?
Ed: Ésta era nuestra intención. Queríamos hacer algo distinto al último disco y a lo que se está haciendo ahora.

Y para acabar, ¿podéis contarnos algún cotilleo de vuestra amistad con R.E.M?
Ed: Estuvimos de gira con ellos. Son muy buena gente y existe mucho respeto mutuo. Entre Michael y Thom surgió una amistad muy profunda. Existe una presión muy particular sobre el cantante de un grupo, algo que el resto de nosotros no podemos entender, y como Michael ya ha pasado por toda esa experiencia pudo ayudar mucho a Thom.

Concluye la entrevista y te vas a casa porque no quieres que nadie te moleste. Sólo recuerdas una y otra vez los últimos segundos de ´Karma Police´: un ordenador reproduciendo los suspiros diabólicos de Thom, y éstos se confunden con el sonido chirriante de una guitarra a la que quedan pocos segundos de vida. Cierras la puerta de casa cuando acaba la canción y te das cuenta de que hace un minuto que andas perdido. Te has perdido en ti mismo.