En unos días, Peter Hook & The Light nos transportarán a uno de los viajes nostálgicos más recurridos en los últimos 30 años: “Substance 1987”, un recopilatorio que cambió la forma de entender este formato para siempre. Desde el mismo día de su publicación, la idea de armar material extra bajo las hechuras de un álbum de estudio marcó una pauta que, en pleno siglo XXI, se ha convertido en una senda básica para la subsistencia de la actual industria musical. Los conciertos serán el jueves 23 de noviembre 2017 en la Sala Moon (Valencia), el viernes 24 en Mon Live (Madrid) y el sábado 25 en la Sala Apolo (Barcelona).

Hablar de “Substance 1987” siempre conlleva hacerlo de una de las primeras compilaciones musicales que contaron con una consideración antagónica a los sobados “Greatest Hits” y típicos recopilatorios navideños. Desde un single de promoción como “True Faith” a la reinvención de “Temptation”, cada uno de los 24 cortes recogidos ofrecía un catálogo memorable de extras. No en vano, como buen grupo mancuniano de los 80 que era New Order, para ellos un 7” o 12” tenía la misma relevancia que un LP. Si a eso le sumamos que hasta “Low-Life” sus singles siempre eran autónomos tal oferta, en una época pre-descargas, aumentó el valor de una obra para la que la icónica portada en blanco virginal de Peter Saville acabó de rubricar como un nuevo objeto de culto de Factory Records.

Que durante tres décadas no haya dejado de ganar en valoración no deja de ser otro signo de la vigencia de esta colección de canciones que, a su vez, también funciona como una radiografía exacta del crecimiento de una banda en plenos años de éxtasis creativo y continuo autodescubrimiento. Sobre todo ello y la traslación de “Substance 1987” a las tablas, nos habla uno de sus ideólogos principales, Peter Hook.

En mi opinión, “Substance 1987” es un trabajo con la misma entidad de obras maestras como “Low-Life” o “Technique”. En aquel momento, ¿cómo surgió la idea de hacer una compilación tan inusual?
Bien, la idea detrás de la compilación de “Substance 1987” fue la consecuencia de que el jefe de nuestro sello discográfico, Tony Wilson, quería tener todos los singles de New Order en un CD para poder pincharlos en su auto nuevo. Tenía uno de los primeros automóviles con un reproductor de CD, ¡por eso decidimos hacerlo! Es una colección muy potente porque contiene todos nuestros singles, por lo que significa que cuando los tocas en vivo, el setlist también es muy sólido.

30 años después de su publicación, ¿ha cambiado tu perspectiva sobre “Substance 1987”? ¿Por qué ahora una presentación en vivo del álbum?
Bueno, el hecho de que sea el trigésimo aniversario mientras hacemos la gira es algo muy bueno, pero en realidad sucedió por accidente. Estoy en un viaje a través del catálogo, que comencé en 2010 con la gira de “Unknown Pleasures”. Desde entonces, hemos tocado “Closer”, “Movement”, “Power Corruption and Lies”, “Low-Life” y “Brotherhood”…  y ahora, en 2017, es el momento del siguiente disco en la secuencia; el cual, por supuesto, es “Substance”. A continuación, veremos cómo tocar “Technique”.

Es una forma muy interesante de trabajar a través de todas las canciones. ¡Quiero tocarlas todas! Mi opinión no ha cambiado realmente: “Substance 1987” siempre ha sido un álbum muy potente”.

“Evertything’s Gone Green” fue vuestro último trabajo con Martin Hannett. ¿Qué recuerdas de esta grabación y qué aprovechaste de su trabajo para tus propias producciones con New Order?
“Everything’s Gone Green” es una canción importante en nuestra historia porque fue una de las primeras para las cuales usamos un secuenciador. Y eso se convirtió en una de nuestras marcas registradas. Martin Hannett es, por supuesto, uno de los mejores productores de todos los tiempos, y aprendimos mucho de él, incluso si en ese momento no nos dábamos cuenta. Sin embargo, hacia el final de nuestra relación de trabajo las cosas se habían vuelto muy difíciles, y queríamos expresarnos produciendo nuestro próximo álbum, lo cual hicimos con “Power Corruption and Lies”. Y creo que fue un éxito.

En “Substance 1987” hacéis una versión mucho más dinámica de “Temptation”. ¿Qué os hizo rehacer esta canción? ¿Fue una actualización del sonido o hubo una intención mayor?
“Temptation” es una de las canciones más grandes de New Order. Me encanta y sé que a los fans también les gusta. Para mí fue muy importante que reprodujéramos la versión correcta de la canción, ya que hay bastantes versiones diferentes de la misma. Siento que tocamos una versión que toma las mejores partes de todas sus diferentes variantes y las aúna en algo muy poderoso. La banda trabaja muy duro para asegurarse de que todos los sonidos sean los correctos. Nos encanta tocarla.

Otro de los grandes valores del disco son las versiones largas de canciones como “The Perfect Kiss” y “Love Bizarre Triangle”. Más que una simple adaptación para la pista de baile, suenan con más matices de sintetizadores, giros rítmicos y arcos melódicos. ¿Qué teníais en mente cuando le proporcionabais nueva vida a canciones como éstas para los 12”?
Creo que nuestras versiones de los 12” son muy especiales, y es por ello que decidí que, como parte de nuestro espectáculo, tocaríamos las versiones de los 12″ en lugar de reproducir las versiones más cortas del álbum. “The Perfect Kiss” es una pista muy interesante que se mueve de muchas formas y te lleva en un viaje especial. Tratamos de recrear dicha sensación cuando la tocamos en vivo. “Thieves Like Us” es otra de mis canciones favoritas de New Order; me gusta mucho tocarla. Ciertamente, algunos de nuestros mejores trabajos se pueden encontrar entre las versiones en 12”.

“Confusion” y “Thieves Like Us” cuentan con la ayuda de Arthur Baker, el rey de la música electro en Nueva York. ¿Qué recuerdas de esta colaboración? ¿Qué influencia tuvo en vuestra perfil dance?
Trabajar con Arthur fue fantástico. Después de tantos años sigue siendo un muy buen amigo. Definitivamente aprendimos mucho de él. Nuestros viajes a Nueva York ciertamente ayudaron a dar forma a nuestro sonido, y estas dos pistas que hicimos con Arthur tuvieron mucha influencia para nosotros; sonaban muy diferentes al resto de nuestro catálogo hasta aquel momento.

¿Cuál es el futuro de Peter Hook & The Light? ¿Alguna gira nueva o álbum en mente?
Bueno, actualmente estamos en el medio de nuestra gira de “Substance 1987”, que ha sido fantástica, tal vez la mejor que hemos hecho hasta ahora. Ésta será nuestra cuarta ocasión de gira por España, que siempre es un gran lugar para venir de visita. Después de estos shows, regresaremos al Reino Unido para otra gira y luego a principios de 2018 iremos nuevamente a los Estados Unidos y Canadá. Después de eso, veremos cómo comenzar nuestra nueva gira, que será con el álbum “Technique”. En cuanto a la música nueva, estoy hablando de escribir canciones con Mónaco. Va a ser de nuevo con David Potts. Con suerte, ¡será en 2018!