Vienen de Logroño y lo son todo -por el significado de las palabras pan y total en griego y latín respectivamente-. El cuarteto que forman Eduardo, Víctor, Fernando y Miryam está presentando su primer largo, “El vector espectro” (Autoplacer, 2017),un disco grabado en un halo de oscuridad recurrente con dejes al pop de los 80 que anima a sacar la bola de discoteca y saltar a la pista. Son 12 temas rápidos que van al grano y han sido grabados en un tiempo récord de día y medio. Su primer LP sale apenas dos años después de la maqueta con la que ganaron el concurso del sello que ahora les edita.

En plena fase de presentación de este trabajo, ¿se os queda pequeño el circuito de La Rioja?
No, no es ningún hándicap. Logroño es una ciudad muy cómoda para vivir y con un panorama musical la mar de interesante. Desde el minuto cero hemos tenido acogida en diversos medios que nos han invitado a tocar en sus eventos y todo está a tiro de carretera y manta. En particular en Madrid nos sentimos bien a gusto.

Acabáis de pasar por el Madrid Popfest y ahora viene lo gordo de los conciertos. ¿Tenéis alguna gira en mente?
Los de Madrid PopFest son altruistas, no ganan dinero con su festival así que pueden elegir a qué grupos se traen y ha sido un placer que nos hayan invitado. Para este año pensamos hacer mini giras para defender nuestro disco tipo razzia: ir a atacar un par de ciudades en fin de semana y volver a nuestra base.

“Hacemos canciones cortas porque no hay concesiones al virtuosismo del intérprete”

“El vector espectro” es vuestro primer LP, pero da la sensación de que ya tenéis las cosas muy claras. Llama la atención que de las 12 canciones sólo una supera los 3 minutos. ¿Creéis que hay que contar las cosas tal y como son, sin filtros?
Hacemos canciones cortas porque no hay concesiones al virtuosismo del intérprete digamos y porque con la caja de ritmos vamos a toda pastilla, normalmente a 180 bpm, lo cual nos acelera, o dicho de otro modo, contrae el tiempo, de ahí que las canciones no sean largas. Además, si te ha gustado la canción la puedes volver a poner modo loop.

Los temas de Pan Total hablan de situaciones con las que todos podemos sentirnos identificados y en prácticamente todo el disco asoma un aura oscura recurrente. Una noche de fiesta, por ejemplo, que se vuelve de hostilidad manifiesta en “Días oscuros”, el segundo tema. ¿Es una demostración de que el pop no tiene por qué ser siempre ñoño e idealista?
El título del disco quería hacer alusión precisamente a ese halo oscuro, el que envuelve la grabación, un vector espectro. Sin pontificar, el pop cubre un abanico inmenso de sensibilidades, y nuestra tarea como grupo es la que indicas, intentar que el mensaje sea evocador pero sin hacer concesiones a las metáforas pochas o a las frases y palabras manidas.

La oscuridad que asoma en vuestra música y que también está presente en la enigmática imagen de portada de este LP, ¿viene de algo que os inquieta a todos como banda?
El enfoque surge en torno a ese rumbo de incertidumbre que como humanidad hemos decidido tomar cerrando los ojos a las desigualdades, apostando por el progreso per se, embadurnándonos de ego en las redes sociales… Un vector espectro repleto de incertidumbre que representa al 100 por cien la pintura que la artista polaca Aleksandra Waliszekska nos cedió para la portada.

A pesar de todo lo negro del contexto, el sonido de Pan Total es muy bailable. Tiene cierto deje al pop de los 80, si nos emocionamos inlcuso podemos hasta sacar la bola de discoteca, ¿o vosotros apostáis más por el baile contenido?
(Risas) Para nada. Ojalá cada cual pueda expresarse como desee, sin necesidad de llegar al pogo (que también). Lo mejor que existe para los músculos y las articulaciones es el baile eléctrico. Ojalá la gente bailara más.

“Somos de Marx a tope, pero decimos no a la música con política”

En “Los chinos”, el corte número 6, entre Marx y Engels tomáis partido claramente por el primero. ¿Créeis que la música también tiene que hablar de política?

Marx a tope, por supuesto. ¡Marx tiene bigote y barba ademarx!… Pero sobre lo de la música y la política, desde nuestra propuesta decimos un rotundo no. Una canción de onda política tiene en su estribillo una arenga para las masas un poco futbolera. Nosotros preferimos corear ¡máquina, piedra, planta, animalito! Evoca mil veces más.

Los que nunca os hayan visto en directo tienen que saber que Pan Total es tal cual suena en el disco. Está grabado en dos días y sin apenas arreglos, ¿verdad?
¡Si! Quisimos hacer algo tipo “grabación de ensayo”, de hecho algunas de las pistas de bajo, caja y teclado son todos tocando, luego ya pormenorizamos para cada canción. Para esta ocasión David Garrido (grabación/máster) nos ofreció una producción del tipo “como sonais” que aceptamos dados los plazos que nos pusimos. En nuestra maqueta “Románticos no” obtuvimos un sonido más lo-fi, también mola.

El disco se publica en vinilo, hay una edición limitada de 299 copias, ¿os lo quitan de las manos?
Nos dicen que no va nada mal, nosotros estamos satisfechos, poco a poco hilaba la vieja el copo, de hecho hay algunos que piensan hasta en especular.

Sois mucho de la filosofía “hazlo tú mismo”. Porque no os queda otro remedio, porque realmente os gusta o por ambas cosas…
Más bien es por lo de ser chicos de provincias, diferentes rituales, los ritmos vitales son otros. Cuando queramos decir más cosas importantes hablaremos con algún sello. Por ejemplo, en los vídeos hemos tenido la suerte de contar con peña que nos ha hecho un par de videos muy chulos ( “La columna”, “Zombis rápidos”), pero el resto los vamos haciendo nosotros; como el de Cabeza loca. Aquí lo tenéis para vosotros:

¿Dentro de la escena emergente del pop español, dónde aspiráis a colocaros con esta declaración de intenciones que es vuestro primer disco?
Hombre, Pan (Todo- del griego antiguo παν-) total (Todo- del latín totus) aspira a conquistar “todo” el globo terráqueo con su swing…Y si no desearíamos sobremanera que algún entomólogo se haga eco y nombre a alguna nueva especie coleóptero.