Si existe un grupo en el universo que rinda tributo con clase y efectividad al legado de James Brown, no cabe duda de que se trata de los japoneses Osaka Monourail. Después de grabar un DVD en directo en nuestro país y visitarnos en diversas ocasiones, vuelven a Barcelona el próximo 18 de noviembre para ofrecer un concierto en la sala Marula de Barcelona.
Su vocalista Ryo Nakata contestó a nuestras preguntas en esta entrevista todavía inédita.

¿Qué es lo mejor y lo peor de girar por todo el mundo?
Nos han pasado bastantes cosas malas, sobre todo cuando empezamos a girar por Europa alrededor de 2006. Fatiga constante, maletas perdidas, camionetas diminutas, equipos malos, etcétera. Recuerdo especialmente una vez que teníamos todos los trajes sucios y no conseguimos encontrar una lavandería, así que tuvimos que salir a tocar con todas aquellas ropas sudadas. Fue muy malo. De todas maneras, todas estas cosas te ayudan a crecer con más fuerza (risas). Pero también hay cosas muy buenas en las giras. Buena gente, excelentes paisajes, experiencias distintas. Para mí, el momento más feliz es cuando estoy tocando en algún lugar que no conocía. A veces te puedes preguntar en la furgoneta: ¿Qué hago aquí?¿De qué va realmente todo esto? Todo ocurre muy rápido y cada día estás en una ciudad distinta y con gente distinta. Pero cuando pienso así, me paro un segundo a reflexionar y me digo. “Esto es lo que he querido hacer desde pequeño, así que aquí estoy y voy a tocar mi música. Y será algo maravilloso”.

¿Habláis siempre al público en inglés o a veces intentáis conocer algunas palabras en el idioma de cada país?
Bueno, generalmente hablo en inglés, pero me gusta descubrir palabras en distintos idiomas. No sé mucho español, aunque he aprendido a decir “Mi nombre es Ryo Nakata. Somos de Japón y tocamos trompeta, trombón, saxófono, guitarra, bajo y batería” (risas).

¿Vuestros fans cantan las canciones o son de los que mueven la cabeza arriba y abajo?
(Risas) No tenemos muchas canciones que la gente pueda cantar, pero cuando hacemos versiones como “Soul Power” de James Brown, la gente siempre grita aquello de “¡Soul Power!¡Soul Power!”. Eso es lo que te permite hacer la música funk.

¿Tenéis algún hit claro en vuestros directos?
No. De momento no tenemos ningún hit, pero espero que llegue pronto (risas).

¿Recuerdas el peor concierto de vuestra carrera?¿Y el mejor?
Uhm, ¿el peor? Creo que fue en 1995. Un promotor nos llamó para dar dos conciertos en la misma sala de Nagoya. Estábamos muy contentos porque era nuestro primer concierto fuera de Osaka y la primera vez que íbamos a viajar. Lo malo fue que tocamos para tres personas cada noche. ¡Y somos diez en el escenario! No nos pagaron lo que nos habían prometido y tampoco pudimos cenar ninguna de las dos noches porque acabábamos a las tres de la mañana y todo estaba cerrado. Viendo lo bien que nos van las cosas ahora, es bueno recordar de dónde vienes y cómo empezó todo.

¿Cuándo tocáis con otras bandas, soléis verlas actuar o sois de los que se quedan en los camerinos toda la noche bebiendo sin parar?
¡Esta es una buena pregunta! (risas). Diría que suelo estar vistiéndome y escuchando lo que tocan al mismo tiempo. Suelo prestar atención a los grupos que tocan con nosotros y si me es posible les veo en las pruebas de sonido. Ah, y no bebo antes de los conciertos. Es una de las reglas de nuestra banda: no puedes beber alcohol antes de salir a tocar. Un trago y estás fuera de Osaka Monaurail.

¿Cuál es el accidente más estúpido que habéis tenido en una gira?
Durante la actuación, una mujer se me acercó y me tiró su sujetador. Ocurrió mientras estábamos filmando la actuación, así que si ves el DVD “Live In Spain” verás ese sujetador colgando en mi teclado. No me di cuenta cuando me lo tiraron, pero los del grupo me lo dijeron cuando acabamos de tocar. ¡

¿Cuál es el mejor país europeo para el soul?
No creo que exista un “mejor país”, porque la gente de España, Francia, Italia, Inglaterra… todo el mundo es distinto. Los alemanes han hecho muy bien su trabajo, eso sí, porque conocen las canciones y pueden cantar todos los clásicos del soul, lo cual no ocurre en España. En España lo que tenéis es que disfrutáis mucho con la música y bailando todo el concierto. Bailáis, cantáis, gritáis, saltáis…

¿Cuál es vuestra comida española favorita?
El pulpo, las gambas, el pescado… frito. Realmente, la comida japonesa y la española tienen bastantes cosas en común. Siempre he pensado que la comida española debería introducirse más en Japón. Tenemos muchos restaurantes franceses e italianos, pero no recuerdo que haya demasiados restaurantes españoles en Tokio. Si hubiese más, la comida española sería mucho más popular en Japón.