Los australianos The Meanies se acercan a España para ofrecer una amplia gira junto a Money For Rope que les llevará por toda la península. (Puedes consultar todas las fechas al final de la entrevista). Aprovechando la ocasión le preguntamos a su líder, Link Meanie, qué tal lleva eso de salir de gira por el mundo.

¿Qué es lo que más te gusta de girar por el mundo y qué es lo que menos?
Lo mejor es tocar mucho, que es por lo que vivo, y acercarte a un montón de culturas distintas, lo cual no podría hacer si no fuese por la música. Lo peor es el tiempo que pasa entre conciertos si no tienes mucho dinero. Una vez tuve que pasarme una semana en Hamburgo sin dinero porque me habían robado la cartera en Seattle. Me gusta Hamburgo, pero no podía hacer nada, ni siquiera ir a un bar. Eso fue antes de la tecnología, los smartphones y todo eso, con lo que me sentí totalmente aislado.

¿Has aprendido palabras en otros idiomas para no tener que hablar siempre en inglés con el público?
Sí, lo intento y aprendo algunas palabras aunque sea solamente para decir gracias en el idioma local o para decir ‘por favor, comprad nuestro disco’ (risas). Ahora mismo estoy intentando estudiar español, pero es muy difícil. Tendré algo de idea en un tiempo… espero.

“Antes acostumbraba a cortarme sobre el escenario, lo hice durante años, hasta que una noche cogí el más perfecto trozo de vaso. Me corté en el brazo como si fuese mantequilla”.

¿La gente canta vuestras canciones en los conciertos?
A veces veo a gente entre el público cantando los temas, de hecho, en alguna ocasión ha habido algún fan que me ha dicho que me había equivocado en alguna frase (risas). Pero por lo general cantan los estribillos.

¿Cuál es tu local favorito en el mundo para tocar?
Me gusta mucho tocar en The Old Bar o en el Hotel Tote de Melbourne, en Australia. Me gusta tener algo de espacio en el escenario para poder moverme un poco. Así que algo parecido al Apolo de Barcelona me parece cool. También es importante el monitoraje. Si tengo un buen rider de bebidas y un buen sonido, ya me siento feliz.

¿Recuerdas el mejor y el peor show de tu carrera?
El peor fue hace décadas. Estaba muy borracho y mi papel en el escenario fue un desastre. La sala dijo que rompí un micrófono y . También le pegué una patada accidental a una chica del público y, al final, me arrastraron fuera del escenario después de algunas canciones. Me vomité encima y me meé en la cama. Por suerte ahora ya sé cómo beber (risas).

“En los viejos tiempos, algunos técnicos y roadies eran unos verdaderos gilipollas, pero ahora, la mayoría de las veces, son gente encantadora”. 

¿Sueles ver las actuaciones del resto de bandas con las que compartís cartel?
Me gusta apoyar a los grupos, pero siempre depende de si me gusta la banda o no. Si me parecen terribles salgo a fumar un cigarrillo… o dos (risas).

¿Quienes son los personajes más odiosos de la escena musical: los técnicos de sonido o los baterías?
En los viejos tiempos, algunos técnicos y roadies eran unos verdaderos gilipollas, pero ahora, la mayoría de las veces, son gente encantadora. En cuanto a los baterías, no son gilipollas, solamente son estúpidos… ¡Es broma!

¿Crees, vista la respuesta del público, que hay algún hit concreto en vuestros conciertos?
La canción que más nos piden es “10% Weird”. Se utilizó una vez en una serie de televisión para una escena de discoteca. Durante estos últimos años hemos intentado trabajar bien los temas que la gente nos pedía para los conciertos. Tienes que respetar mucho el hecho de que la gente está pagando para ver a tu banda en directo.

¿Alguna vez te has equivocado al citar en nombre de la ciudad en la que estábais tocando?
La única vez que recuerdo que pasara algo así fue haciendo una entrevista en Francia. Yo pensaba que estaba en Alemania. Sonó a cliché. Normalmente no suelo citar el nombre de la ciudad en el escenario, suena un poco demasiado a Kiss.

¿Cuál es el accidente más estúpido que habéis sufrido en gira?
Me he roto montones de huesos con este grupo, incluso una vez me partí la mandíbula de una forma patética, pero creo que la lesión más estúpida fue un corte en el brazo. Antes acostumbraba a cortarme sobre el escenario, lo hice durante años, hasta que una noche cogí el más perfecto trozo de vaso. Me corté en el brazo como si fuese mantequilla hasta el punto que se veía el músculo. Tuvieron que ponerme puntos internos y externos en la herida.

¿Cuál es tu comida española favorita?
Es difícil, porque hay muchos platos que me gustan. Me gustan los boquerones en pan crujiente; una buena paella de marisco (¿es un sacrilegio en Valencia?); un bocadillo con tomate y un buen jamón. En realidad me gusta todo… excepto los caracoles. En Galicia probé una barbacoa de pulpo que me encantó. También comí codorniz y jabalí en ese famoso viejo restaurante en Barcelona, cerca de Las Ramblas, aunque he olvidado su nombre.

The Meanies actuarán en Puerto de Santa María (30 abril, Freek Fest), San Sebastián (5 mayo, Dabadaba), Santander (6 mayo, Escenario Santander), Górliz (8 mayo, Xurrut), Alicante (12 mayo, Sala Stereo), Barcelona (13 mayo, Sardina Fest, Sala Upload), Azpeitia (14 mayo, San Agustín), Vigo (19 mayo, La Iguana), O Grove (20 mayo, Twist & Shout), Coruña (21 mayo, Playa Club; Son Estrella Galicia), Oviedo (22 mayo, Lata de Zinc), León (25 mayo, Gran Café), Valencia (26 mayo, Wah Wah), Zaragoza (27 mayo, King Kong), Madrid (28 mayo, GetMad; 30 mayo, Conciertos de Radio3) y Barcelona (2 y 4 junio, Primavera Sound).