Los hermanos Gallagher hacen parón y cuenta nueva con “Stop The Clocks” (Sony Bmg), el primer álbum que recopila lo mejor de una trayectoria de doce años. A su edición se han visto abocados por imperativos contractuales con su sello, con el que están a punto de finiquitar su relación.

Noel Gallagher, cabeza pensante de los de Manchester, nos explica los pormenores de la edición de “Stop The Clocks”, segunda referencia recopilatoria de Oasis (tras “The Masterplan”) y primera con algunos de sus principales éxitos. “Es sólo algo que Sony quería hacer, nosotros no teníamos realmente la intención de sacar un ‘Best Of’ este año. Aunque supongo que este momento es tan bueno como cualquier otro. Es algo a lo que… tampoco diría que nos han forzado, pero sí que nos han aconsejado que lo hiciéramos”. Al menos la compilación, integrada por dieciocho temas (entre ellos algunas caras B y temas que nunca han sido escogidos como sencillos), ha sido supervisada por él mismo. “Sí, la elección de los temas es nuestra. La compañía quería sólo una colección de singles”. ¿Puede el descontento confeso que Gallagher ha mostrado en el pasado hacia álbumes como “Be Here Now” (sí, la prepotencia también tiene sus límites) ser la causa de que en este disco el tercer álbum de Oasis haya sido completamente obviado?

“Me gustan Kasabian, Arctic Monkeys, The Zutons”

“No, simplemente ha sido porque es un disco de temas muy largos, y no había espacio para meter más dentro del recopilatorio. Creo de todos modos que hay algunas canciones muy buenas en ‘Be Here Now’. Es lo mismo que pasa con ‘Standing On The Shoulder Of Giants’, puede que no sea un gran álbum pero tiene algunos momentos muy buenos. Está claro que no son tan buenos como ‘Definitely Maybe’ o ‘Morning Glory’, pero tampoco ninguna otra jodida banda consiguió hacer discos así”. Gallagher puede tener su punto de arrogancia, pero no es tonto. No tiene ninguna duda sobre cuál es el trabajo del que más orgulloso se ha sentido en estos doce años: “Definitely Maybe”, responde tajante. ¿Y sobre sus bandas británicas favoritas del momento? “Me gustan Kasabian, Arctic Monkeys, The Zutons”. No cree, sin embargo, que el momento actual del pop en su país sea necesariamente mejor que en los tiempos de mayor resonancia mediática del brit pop, que tanto contribuyó a encumbrarles, aunque su razonamiento no deja de oler a boutade. “No está mal. No es un gran momento, pero tampoco es malo. Indudablemente es peor que cuando nosotros comenzamos, porque en aquel momento nosotros éramos los mejores”. Resulta curioso saber qué siente el alma mater de Oasis tocando ante más de quince mil británicos lejos de su país, en plena costa mediterránea, como ocurrió en el FIB del pasado año. “Creo que es algo bastante estúpido. Preferiría tocar ante veinte mil españoles. No sé qué es lo que anima a los británicos a viajar hasta España, porque creo que en general los ingleses que se plantan allí son como un dolor en el culo”. No serán todos… “Sí, sí, lo son. Es una pena, porque a mí me encanta España. De hecho, uno de los mejores conciertos que hemos ofrecido nunca fue en Barcelona. Tengo una casa en España y me encanta la cultura española. Voy a Ibiza todos los años, tengo una casa allí, y me gusta el público español, especialmente por lo jóvenes que son”. “Stop The Clocks” coincidirá con la edición de “Lord Don’t Slow Me Down”, un documental sobre su última gira. “Es simplemente una grabación de nuestro último tour. No quiero desilusionarte, pero se trata tan sólo de cinco tipos en la carretera. Para ser honesto, para mí no es muy interesante, porque es lo que hago todos los días. Lo mismo que hacen miles de bandas en todo el mundo. No es Spinal Tap”. Lo que seguramente nunca hubiera imaginado es el hecho de aguantar más de una década de peculiar relación con su conflictivo hermano Liam, siempre al borde de la espantada. “No, no lo hubiera imaginado. Puede que tan sólo pensara eso en un momento determinado: cuando logramos nuestro primer contrato y cuando grabamos ‘Definitely Maybe’, en aquel momento sí pensé que duraríamos para siempre. Pero no antes de ese momento”. ¿Algún plan de futuro? “Sacaremos algo nuevo, pero dentro de un par de años. No tenemos plan de hacer nada al margen de la banda. Sí que me gustaría volver a hacer algo con Chemical Brothers, pero no me lo han vuelto a pedir, así que no planeamos hacer nada, aparte de vivir lo mejor posible”.