Puede que sean genios o unos caraduras con mucha labia, incapaces de dar de nuevo con la inspiración necesaria para repetir perlas como “Time To Pretend” o “Kids”. Sean una cosa u otra, siguen despertando atención con su tercer trabajo, “MGMT” (Sony, 13), en el que vuelven a rizar el rizo en una nueva entrega más psicótica, enrevesada y psicodélica, si cabe, que su anterior “Congratulations”.

La mayoría de nosotros nos quedamos con la sensación que en su segunda obra el dúo formado por Andrew VanWyngarden y Ben Goldwasser había decidido combatir la tremenda presión de dar continuación a “Oracular Spectacular”, uno de los estrenos más exitosos de la última década, liándose la manta a la cabeza y dando rienda suelta a sus motivaciones más kaleidoscópicas y experimentales, sin pararse a pensar la posibilidad de dar forma a algún nuevo “Time For Pretend” o “Kids” que les permitiera seguir siendo la banda favorita de millones de jóvenes. A cambio, nos ofrecieron un plato complicado de digerir, repleto de giros, vericuetos estilísticos y pequeños detalles que se escapaban en las primeras escuchas, pero que tres años después de su publicación se pueden empezar a apreciar en su justa medida, y sería justo concluir que esos “Someone’s Missing”, “I Found A Whistle”, “Congratulations” o el tour-de-force “Siberian Breaks” que allí se juntaban han resultado a la postre menos coyunturales que el compendio de hits de su primer disco, y se unían sin saberlo a la moda de Animal Collective, Tame Impala y resto de bandas de pop lisérgico.

En tal tesitura nos llega ahora su tercera propuesta. Un disco homónimo que vuelve a retorcer influencias, a mostrarnos los rincones más oscuros de las mentes de Andrew y Ben, a experimentar partiendo de lo ya mostrado en“Congratulations” -y parte de “Oracular Spectacular”– para acabar en un viaje de folk psicodélico psicótico no apto para todos los gustos; en realidad apto solo para iniciados. Nuestro interlocutor, Andrew, lo ve como: “una aproximación diferente a las que habíamos hecho hasta ahora. Experimentamos más todavía, pero los resultados resultan más coherentes que nunca; al menos desde nuestro punto de vista. Estamos muy muy contentos con este material”. Lo cierto es que temas como “Cool Song N 2”, “Astro-Mancy” o “Mystery Disease” necesitan de una buena dosis de paciencia y escuchas para llegar a familiarizarse con ellas. Hay espacio incluso para una versión de un añejo y poco conocido tema de garage sesentero, “Introspection”, de los olvidados Faine Jade. Lo que ya ha podido apreciarse en el adelanto de “Alien Days” es lo que nos espera en el resto de temas: loops, todo tipo de sonidos de sintetizadores y ambientes espaciales por doquier. Una libertad experimentadora que resulta tan refrescante como curiosa teniendo en cuenta que MGMT forma parte de una cantera de multinacional tan necesitada de éxitos de ventas como Sony. “Pero es que nosotros nunca hemos sido una banda pop al uso. Quizás alguno de nuestros primeros singles pudo hacer parecer lo contrario, pero siempre, desde antes de fichar por Columbia, hemos sido algo parecido a lo que hemos intentado reflejar ahora en ‘MGMT’. Debo reconocer que el sello nos ha ido apoyando en todo momento. Somos conscientes que eso puede cambiar cualquier día, pero hasta hoy no tenemos ningún motivo de queja al respecto”. Quizás no solo el sello; también es posible que la montaña de atención que recibió la banda con su estreno discográfico se vaya diluyendo poco a poco, y solo la empiecen a echar de menos una vez la hayan acabado perdiendo del todo… “Nunca nos hemos parado a reflexionar sobre ello. Nunca pedimos la repercusión que tuvimos al principio y, la verdad, tampoco estamos pidiendo ahora perderla. Si quieres que sea totalmente sincero, los temas de ‘MGMT’ no me resultan tan complejos, los considero fáciles de pillar y que les pueden resultar atractivos a mucha gente que aprecia el pop menos evidente”. Quizás sí tenga su público, pero no resultará sencillo reconvocar a todos aquellos fans de “Weekend Wars” y “Electric Feel” que quedaron desencantados con lo que la banda les proveyó en su segundo disco. “Tampoco es nuestra intención. Nos parece saludable intentar cosas nuevas y tratar de ir variando la concepción que se tiene de nuestro sonido disco a disco. Queremos que la gente que nos rodea, ya sea de la industria o los propios fans, sea gente arriesgada y que disfrute del camino a nuestro lado. Si no es así, es muy probable que queden decepcionados a primeras de cambio y bajen del tren en la primera estación”. De la misma manera que Spiritualized fueron referencia reconocida en “Congratulations”, no parece que la amalgama de sonidos que se juntan en el tercer larga duración tenga un reconocimiento de paternidad parecido. “O no solo uno, al menos. Y tampoco diría que hemos mirado demasiado más allá de nosotros mismos esta vez. Cuando nos sentamos a componer el disco anterior, emanaba de nosotros un sentimiento claro de paranoia y cinismo. Esta vez el proceso ha sido mucho más introspectivo. Nos sentíamos más liberados, más relajados. Desde luego, mucho más felices con nosotros mismos y con lo que nos rodea”. Parece difícil adivinar el camino que le espera a la banda en el futuro. Resultaría complicado seguir avanzando por la misma senda sin acabar desviándose del pop como género. Quizás una “vuelta a las raíces” sea algo más aventurable como próximo paso del dúo. “No. Es que en nuestro caso es así como empezamos. Una vuelta a las raíces significa para nosotros vuelta a experimentar. Y no concibo nuestra música de ninguna otra manera. No sé hacia qué lugar iremos, quizás algo más oriental, no sé. Lo que te aseguro es que será muy diferente a este disco”.

Es conocido que la banda ha ido titulando sus nuevas obras con antelación a componerlas. Antes incluso de finalizar “Oracular Spectacular” habían decidido llamar“Congratulations” a su segundo trabajo, de la misma manera que antes de publicarlo tomaron la decisión de titular el tercer disco con el nombre de la banda. Es de suponer que si ello se ha convertido en una tradición, el dúo ya tenga pensado título para lo que será la continuación de “MGMT”“No, todavía no (risas). Habrá que esperar un poco esta vez a ver qué se nos ocurre”.
Innovadores también en las fórmulas de promoción, MGMT dieron a conocer “Alien Days” a través de un cassette single que se vendió exclusivamente durante el Record Store Day. Parece que Andrew y Ben tienen guardadas más sorpresas por delante. “Tenemos ideas, sí, pero todavía no tenemos muy claro como plasmarlas. Lo que tenemos claro es que queremos que lo que rodee al disco sea muy visual; explorar un mundo visual alrededor de las canciones y sus contenidos. Estamos ahora mismo trabajando en las imágenes de todo ello”.