“Sixtrionix” es el nuevo álbum de estas dos aguerridas chicas californianas. Un dúo que se ha dado a conocer como teloneras de Mumford & Sons, aunque lo suyo tenga mucho más que ver con bandas como White Stripes o L7

A Deap Vally habrá que verles en las distancias cortas. El gran escenario en el que actuaron como teloneras de Mumford & Sons no permitió calibrar su verdadero potencial. Quizás con su primer disco de estudio y con el material rodado ya estén preparadas. Buena imagen, actitud y tres singles precedentes que han ido generando expectativas. “Hemos preferido hacerlo de este modo, en los sesenta ya se hacía, así ves poco a poco como es la respuesta”.

Ellas definen su música como blues-punk, se sienten muy cercanas a todas la7s bandas que han surgido de California, ya sea The Mamas & The Papas o Red Hot Chili Peppers. Empezaron como trío, pero enseguida se sacaron de encima a la bajista. “Nos hemos acostumbrado a estar las dos solas, es más fácil tomar decisiones, y viajar es mucho más barato”.

Abrir para un grupo de tanta envergadura es para ellas una gran experiencia, se reparten roles y les sirve como aprendizaje. “Nos llevamos muy bien con ellos, hay buen ambiente, y ellos salen a tocar en nuestro concierto, y nosotras lo hacemos cuando tocan ellos”.