No sabemos si es la entrevista más extraña que le han hecho a Miren a lo largo de su carrera. Pero aprovechando su concierto de mañana en Madrid junto a Belize, nos apetecía someter a la artista a este arsenal de preguntas locas que consiguen sacar lo mejor y lo peor de ti. Aquí va la prueba de que si Tulsa ha aceptado pasar por nuestro “No Confidencial”, todos pueden hacerlo.


Con tanto dolor, amor y desamor en tus letras. Venga sé sincera, ¿cuál ha sido la separación que más ha marcado tu vida?
El acontecimiento más determinante de mi vida fue cuando me sacaran de Hondarribia a los 8 años para llevarme a Bilbao. Todo cambió.

¿Cómo llevas el que te pida una fotografía un desconocido o fan?
Es de las cosas que más odio en el mundo, pero parece un acto de terrorismo decirle a alguien que no te apetece sacarte una foto.

¿Le pondrías a un grupo de la actualidad el nombre de Electrobikinis o reconoces que suena algo hortera?
No sería capaz de reconocer que es hortera, le tengo demasiado cariño.

¿Con la madurez te fías más o menos de los hombres?
Me fío menos de todo, es lo peor de envejecer y chochear.

¿Cuántas veces te han preguntado si algún día vas a hacer canciones alegres?
Aunque las canciones no traten sobre la alegría, la contienen, porque el proceso de escribirlas, grabarlas y tocarlas con gente que me gusta es alegre, así que no me lo preguntan porque no hay necesidad.

¿Has mentido alguna vez a un amigo músico sobre lo que te parecen sus canciones para no decirle que son bastante malas?
No he tenido que hacerlo, todos mis amigos hacen canciones buenas.

“Parece un acto de terrorismo decirle a alguien que no te apetece sacarte una foto”

Con tantas canciones juntos, ¿qué es lo más íntimo que has compartido con Ricardo Lezón?
Unas lentejas a 2 grados bajo cero.

¿Por qué no formaste parte del concierto de McEnroe y amigos del Teatro Nuevo Apolo de Madrid del pasado mes de mayo en el que se celebraba el éxito de su trayectoria?
Porque tenía un concierto en Valencia, y me pagaban.

Confiesa, un disco que te encanta pero no dirías jamás que lo tienes entre tu colección
Un disco que grabó Franco cantando nanas.

¿Tu lado de psiquiatra te ha afectado alguna vez a la hora de componer?
Supongo que sí, forma parte de mi, igual que ser la tercera de cuatro hermanos o ser borde.

¿Y hasta qué punto es cierto eso de que todos los genios están locos?
Esa es una idea romántica de la genialidad. El genio de nuestra era será Steve Jobs, dime tú si le faltaba cordura.

¿Qué opinión te merecen los concursos musicales de ‘talento’ de la televisión actual?
Me dan ganas de exiliarme a Marte. A mi madre le pirran.

¿Cuánto te tendrían que pagar para que lanzaras un hit de electrónica comercial al estilo de lo que suena en los medios y radios más comerciales?
No sé, tampoco mucho, según el mercado (S.M.)

Y cuando ves las listas de los discos más vendidos en España, ¿qué es lo primero que se te pasa por la cabeza?
Lo acabo de mirar porque nunca lo hago. En 2015 Alejandro Sanz, Pablo Alborán y Manuel Carrasco fueron los que más vendieron. España es un país extraño.

Te fuiste a USA a trabajar hace unos años. ¿Alguna vez te has arrepentido de volver a España y más viendo la situación actual del país?
No me arrepentí de irme de allí, y menos ahora con flequillito albino subiendo el listón de la humanidad. Tampoco he vuelto del todo, nunca se vuelve del todo. Conviene saber esto antes de irse.

Y ahora que estás más metida en el mundo cinematográfico. Confiesa, ¿qué te parece el mundo de los actores y todo lo que les rodea?
No he visto mucho “el mundo de los actores”, pero sí puedo decir que están mejor organizados que los músicos.

¿Acabarás siendo actriz a nivel profesional? ¿Te ha incitado Jonás Trueba a tirar por este camino?
Lo que me faltaba. No.