La gira de Mike Farris promete convertirse en uno de los acontecimientos del año para los seguidores del rock y el soul. El que fuera cantante de los inolvidables Screamin’Cheetah Wheelies está estos días de visita por nuestro país y además lo hace  con un espectáculo dividido en dos mitades. Una en la que interpretará temas de su carrera en solitario enfocada básicamente al blues y al góspel, y otra en la que combinará versiones y alguna visita al repertorio de su añorada banda. Por ahí empezamos a hablar con él.

¿Por qué has escogido este momento precisamente para hacer este tipo de espectáculo, recuperando canciones que hace mucho que no se oyen en tus conciertos con especial atención a cosas de los SCW?
Es que esa información no es del todo cierta. No ha salido de mi manager o de mi. Se trata de un espectáculo unitario concebido en dos partes en las que básicamente haremos canciones de mi repertorio en solitario. Habrá alguna versión, algún tema tocado solo en acústico, pero no es un espectáculo con dos partes sino uno solo que me ayuda a cerrar una etapa en lo personal y en lo que respecta a los SCW por mucho tiempo.

“Soy una persona, un ser humano tratando de dar sentido a ese viaje, buscando la paz y haciendo lo mejor que pueda para que también suceda con mis compañeros en el camino”.

¿Eso significa que se cierra una etapa en tu música marcada por lo espiritual?
Estoy trabajando en cosas nuevas que buscan en el soul más clásico, diría que más meridional. Así que sí, la etapa evangélica ha terminado.

Es que tú siempre ha sido muy abierto en lo musical ¿recuerdas qué canción te marcó en tu infancia?
Sin duda, fue “’m So Lonesome I Could Cry” de Hank Williams.

Ese nuevo material del que hablas ¿son nuevos temas propios? ¿nuevas versiones? DHe leído que es algo más rockero.
Sin duda, está más cercano al rock, pero una vez conseguimos meternos en una habitación y empezamos a tocar dejamos que las canciones tomen el control y sean ellas las que decidan hacia donde se dirigen.

Tu música en solitario siempre ha tenido un mensaje muy potente y supongo que de una manera u otra lo seguirá teniendo ¿es la música tu forma de transmitir ese mensaje o al contrario es el mensaje tu música?
La música es un vaso lleno con el mensaje, y encierra lo que ese mensaje puede ser. Mi viaje espiritual es el aspecto más importante de mi vida por lo que siempre va a tener un espacio en mi barco.

Entonces ¿te sigues viendo como un misionero que ha de transmitir su mensaje a sus oyentes?
Soy una persona, un ser humano tratando de dar sentido a ese viaje, buscando la paz y haciendo lo mejor que pueda para que también suceda con mis compañeros en el camino. Es lo todo lo que puedo hacer.