Kurt Wagner, alma de Lambchop, fuma a las puertas de un hotel bilbaíno escondido detrás de su sempiterna gorra y de unas gafas de pasta negra. Es la tercera vez que toca en la ciudad. Me acompaña a la barra del bar y me presenta a la banda con la que presentará FLOTUS, su nuevo trabajo, en el festival BIME.

Esta vez en el escenario serán tres; algo tranquilo. FLOTUS es un disco complejo y diferente pero no se aleja ni un ápice del concepto de la banda: los matices, la capacidad de captar las luchas cotidianas, el cuidado de los arreglos y una deliciosa apuesta vocal. Un nuevo camino en un trabajo sorprendente, distinto.

La voz de Wagner es un instrumento más en este disco, el undécimo de estudio para Lambchop. En FLOTUS conviven además los sonidos cotidianos de su ciudad, Nashville, con el amor y admiración que Wagner siente por su mujer tras 21 años de matrimonio. Eso, que no es poco, funciona en sus largas canciones unido a la música que escuchan sus vecinos, el motor de una camioneta y un tierno y honesto homenaje a la música de artistas recientes como Kendrick Lamar o Kanye West. Buscamos junto a Kurt Wagner los componentes del alma de su último trabajo de estudio.

“A partir de la música comercial se pueden crear nuevas cosas”

¿Por qué FLOTUS?
Es simbólico eso de FLOTUS… En Estados Unidos se usan esas siglas para denominar a la Primera Dama (First Lady Of The United States; La primera dama de los Estados Unidos). En este album le doy otro sentido: son las siglas de For Love Often Turns Us Still (Por amor a menudo uno se convierte…). Habla sobre el apoyo que le doy a mi mujer en su carrera política y en la vida en general. Durante los últimos cuatro años mi esposa se ha involucrado más en política: ahora es presidenta del Partido Demócrata en Tennessee. El título del álbum significa que aún estamos sorprendidos por la noción de amor y todo el disco gira en torno a la idea de dar apoyo: hacer las cosas sencillas de la casa, cuidar de los perros, ir a la compra, cocinar… hacer todas esas cosas sencillas que pueden hacer feliz a tu pareja… Me gusta ponerle las cosas fáciles para que pueda dedicarse a su trabajo porque lo que hace es importante. Si no estoy de gira o viajando en cualquier parte del mundo para tocar, me gusta hacer este tipo de cosas. Llevamos 21 años juntos y esto es algo que aprendes con el tiempo. Siempre trato de sacar otro significado de las cosas que suceden en mi vida y de las cosas que están pasando en el mundo.

¿A qué suena FLOTUS?
A mis vecinos tocando, conduciendo y viviendo con sus ruidos a diario. Suena a la música que he estado escuchando durante los últimos 20 años. Me di cuenta de que era parte de lo que somos. Suena también a la música que escucha mi mujer, lo que le gusta… Es parte del sonido que escucho por la calle, parte del mundo en el que vivo. Incluso Hip hop o música comercial. Puede que yo no elija esa música para escuchar en mi casa pero está ahí. El álbum está inspirado en los sonidos más contemporáneos y digitales, pero mezcla influencias del R&B, el soul e incluso el Hip Hop.

¿Has dicho música comercial?
Es interesante porque a partir de la música comercial se pueden crear nuevas cosas. Quería curiosear, sentía el impulso de curiosear con aquello que escuchaban mis vecinos. Me parece excitante coquetear con la música masiva actual. Es emocionante juguetear con el “mainstream” y aportar mi perspectiva al sonido de hoy en día, hacer uso de la tecnología.

Usas tu voz como un instrumento en este álbum…
Ese tipo de sonido está en toda la música y yo quería saber cómo esa distorsión le sentaba a mi voz. Es un procesador vocal. algo que puedes comprar en una tienda de música. Nada especial. Es una herramienta que me sirve para tratar mi voz como un instrumento. Hace que mi voz suene como un órgano… Asi puedo escribir música desde otra perspectiva. Los artistas siempre han desarrollado su música con los mismos recursos técnicos, sin atender a la evolución que ocurría a su alrededor… Aquí la tecnología está al servicio de la voluntad del creador, del tiempo, y es emocionante utilizar elementos así, creando un bucle que sigue abierto a la interpretación.

Aparece una mano de Obama en la portada…
Su presencia en el disco es simbólica. Como ya he dicho, mi mujer está en política y me he convertido en un poyo en su carrera. Ahora yo soy una “primera dama”, soy FLOTUS (risas). Y si, mi mujer se sacó una foto con Obama. Yo tomé una parte de esa foto; la mano de Obama apoyada sobre el hombro de mi mujer y la convertí en un cuadro que es la portada del álbum. Hubiera sido difícil conseguir los derechos de la Casa Blanca y utilizar la foto entera… Je, je, je. No me permitirían usarlo todo así que tome solo una parte, lo pinté y ahí está.

“El álbum está inspirado en los sonidos más contemporáneos y digitales, pero mezcla influencias del R&B, el soul e incluso el Hip Hop

¿Te interesa la política?
Siempre he estado interesado pero ahora me toca vivirla de una manera más activa. Estoy más interesado ahora porque mi mujer trabaja en política y cuando me invita a eventos necesito estar algo informado para mantener conversaciones con la gente y no parecer un panoli.

En su país la situación política es muy loca
Hay demasiada ira.

¿Cómo vas a llevar al directo un disco con tantos elementos, tan complejo?
Mañana lo veremos en el concierto (risas). Será emocionante. Solo vamos a estar tres personas sobre el escenario. Sonará a nosotros. Con esta gira estoy tratando una nueva manera de llevar mi sonido al directo. La manera más práctica es reducir el número de músicos a tres. Es todo un desafío pero puede que también sea la forma más inteligente de hacerlo. Batería, piano y yo con guitarra y voz. Me siento más libre a la hora de llevar la propuesta al directo porque contiene un estilo musical más abierto, antes necesitábamos ser mucho más fieles al sonido grabado y hacía falta que todos los elementos estuvieran reflejados en el directo.

Tocar en festivales es una locura ¿no?
Si, es una auténtica locura pero también es muy emocionante, muy divertido. Todo tiene su encanto; tocar en bares, teatros, pequeños locales o grandes festivales.

¿Prefieres el estudio o hacer directos?
Prefiero el estudio, me encanta la magia de estar escribiendo música y jugando en el estudio. También me gusta el directo pero no me gusta tener que estar viajando tanto y eso es necesario para hacer directos…

Has dicho en alguna ocasión que este disco te define. ¿En qué?
No lo sé pero me define. Define a alguien que busca una nueva manera de hacer las cosas en lugar de repetir siempre lo mismo.

Hacer música, pintar… ¿Te vas a animar a escribir un libro también?
Me encantaría escribir un libro pero no haría ficción, no soy un hombre de ficción, no me invento historias. Creo que hay suficientes elementos en la realidad para crear. Me encantaría escribir un libro contando cosas que pasan porque me resulta más interesante la realidad que la ficción. Escribir es una actividad desafiante, especialmente lo que hacen los periodistas, me gusta la idea de recavar información para reconstruir una historia… La realidad no puedes inventarla porque está ahí. Hay autores que pueden inventarla, recrearla y lo hacen muy bien.

¿Te resulta interesante la música que se está haciendo en España?
Me interesa la guitarra española pero no conozco casi nada, para ser sincero… En otras giras me ha tocado ir a Granada y Sevilla y he escuchado cosas realmente interesantes…