Pylar no son una banda corriente. En cierta manera diría que ni siquiera son una banda. Me explico. Han grabado un disco sorprendente y arrollador, “Poderoso se alza en my” (Knockturne, 14), pero quizás su mundo es otro. O quizás vivan en las tinieblas.

Escuchando “Poderoso se alza en my” y repasando las palabras de los miembros de Pylar, uno se pregunta hasta dónde llega la realidad, qué hay de cierto en el discurso de esta formación sevillana con miembros ocultos de Orthodox y Bloomington Látigo, pero ocurre una cosa. Que su discurso acude a mil referencias que dejan entrever un amplio conocimiento de simbolismos mágicos, del paganismo y de una forma distinta de entender el mundo en el que vivimos. “Poderoso se alza en my” es su debut discográfico, pero podría ser una ceremonia pagana. A algunos les parecerá una broma, pero piénsenlo un minuto: repasen algunos discos de pop publicados en nuestro país y verán ustedes lo que es una buena broma.

(Bar-Gal) “Este disco ha sido concebido como un portal, un umbral que puede comunicar dos mundos. La música en la antigüedad era utilizada para establecer un vínculo entre el plano material y el espiritual al que se accedía a través de los estados ampliados de conciencia. De hecho, el sonido con intención o la música fueron el origen de la magia, del ritual y de la religión. Pylar intenta volver a usar la música en ese sentido, a través de la repetición de mantras, frases y notas repetidas incesantemente. Junto a ello, el diseño del disco ha sido creado con la misma intención. Usamos símbología sagrada y ancestral, que está en total conjunción con la música, a un plano que podríamos definir como ‘mágico’. Las imágenes y acciones simbólicas pueden tener una resonancia arquetípica y atávica, es decir, evocar elementos de la psicología profunda que desatan respuestas sensoriales, intelectuales y emocionales capaces de superar el alcance de la conciencia normal. ‘Poderoso se alza en my’ es un viaje iniciático donde cada oyente puede aumentar su conocimiento si ahonda lo suficiente en lo que ve y escucha. Pero los secretos del disco solo son revelados a los iniciados del Numinoso Círculo Atlante, el grupo de seguidores de Pylar que quieren iniciarse en los saberes que intentamos compartir”.

¿Pylar será un divertimento al margen de vuestras otras bandas o, por contra, hay intención de que sea un proyecto con continuidad?

(Bar-Gal) Es evidente que PYLAR es una manifestación que considerábamos necesaria. Algunos miembros de PYLAR forman parte también de Orthodox o Blooming Látigo, pero PYLAR tiene un objetivo a largo plazo que necesitará su desarrollo en el tiempo lineal.

Os hemos comparado con Swans, algo que es evidente, pero… ¿qué influencias habéis barajado para dar forma a “Poderoso se alza en my”?

(Bar-Gal) Efectivamente, los cisnes tienen una simbología muy fuerte en diversas culturas antiguas, también para nosotros. Según los chamanes siberianos el cisne es el espíritu que guió al primer chamán al mundo de los muertos. En el hinduismo el creador Brahma nace del “huevo cósmico” de un cisne. La simbología del Tarot también ha estado muy presente en la grabación del disco. Otra influencia capital ha sido el poder acumulado en nuestras visitas a dólmenes calcolíticos, la influencia de los astros y los secretos que nos ha revelado la Alquimia. Pero sobre todo hemos tenido que acudir al heavy metal, la música más idónea si lo que quieres es hablar con los dioses.

Los coros masculinos a modo de ceremonia wicca o algo por el estilo son uno de los elementos que más caracterizan el disco, ¿surgen de forma espontánea al reuniros todos o es parte del gérmen del proyecto?

(Bar-Gal) En la antigüedad la palabra era sinónimo de poder, era sagrada y tenía un efecto real en los que la escuchaban cuando era pronunciada en cierto contexto. La voz es esencial en el disco ya que hemos intentado conseguir de nuevo ese efecto en el oyente. Los mensajes que lanzamos dejan huella en la mente de quien los escucha, los pueda entender o no. El lenguaje muy posiblemente provenga del canto y no al revés. La palabra cantada tiene una fuerza atávica muy profunda, un poder que se perdió en las arenas del tiempo y que nosotros intentamos volver a recrear. La improvisación es parte esencial de este proceso cuando intentas que la palabra sea sinónimo de poder y magia, de que trascienda su mero significado y nos golpee en lo más profundo de nuestra conciencia.

En cierta manera, haytemas en los que la instrumentación parece totalemente supeditada a los
coros, como si los sonidos fuesen elementos que completan el ritual…
¿Voy desencaminado?


(Bar-Gal) En el ámbito en que nos manifestamos, la voz no es
simplemente parte de la música. En el disco realizamos conjuros,
invocaciones, salmodias… las voces recitan más que cantan. La voz era
sagrada por las palabras que surgían de ella y los instrumentos están
subordinados a ella en buena parte de las canciones. Pero el que invoca
la palabra, el verbo, también necesita del sonido de los intrumentos
para entrar en el estado mental adecuado, para provocar el éxtasis
necesario del que habla con los dioses y transmuta su existencia. Los
ritmos y las notas sagradas son parte esencial de la liturgia.

¿Que Julian Cope hable bien de vosotros es una de las mejores cosas que
os podía pasar? ¿Mantenéis relación con él?


(Bar-Gal) El archidruida es realmente un verdadero chamán de nuestro
tiempo. Su manejo de la palabra como arma sagrada es difícilmente
igualable. Las palabras que dedicó al disco de Pylar son quizá la mayor
recompensa que podíamos tener y la que más nos ha llenado, ciertamente.
“Poderoso se alza en my” tiene mucho de lisérgico.

¿Hay drogas en su
concepción o, por el contrario, ha sido creado desde la claridad de
ideas?


(Bar-Gal) El disco fue compuesto y concebido a través del estudio de la
alquimia, de la geometría sagrada y de los mitos y leyendas de nuestros
ancestros. Llegar a domar a la bestia que alargaba sus tentáculos desde
los abismos del tiempo fue un proceso duro y agotador donde invocamos
únicamente el sagrado poder de la imaginación.

El 14 de marzo, Pylar estarán actuando presentando su disco en la sala
Hollander de Sevilla, junto a Oikos.