Tras una exitosa gira, Brighton 64, la banda de la que, tengamos los años que tengamos, todos hemos oído hablar, ha decidido quedarse. “Esta vez va en serio” (B-Core, 13) es su nuevo trabajo y toda una declaración de principios.

“Nos separamos a finales de los ochenta por la imposibilidad de continuar grabando. Tuvimos una triste salida de la EMI: ni nos apoyó, ni se preocupó de hacernos crecer. Parece una paradoja porque habíamos demostrado, con el hit ‘La casa de la bomba’, que estábamos en condiciones de llegar muy lejos. Esta frustración y el estar convencidos que aún nos quedaba mucho por decir, es lo que nos ha llevado a grabar veinticinco años después”. Y es que el disco no puede defraudar a los que, en su momento, fueron seguidores. “Nuestra principal preocupación al grabar era sonar a Brighton 64. La gira de celebración fue clave para recuperar el sonido, pero también para entender cómo planteábamos entonces los temas para crear otros nuevos. El acierto del disco es que conserva las virtudes de los Brighton antiguos y prescinde de muchos de sus defectos. Suena natural, como el grupo en directo. La labor de Santi García en los estudios Ultramarinos ha sido primordial”.

Ha de ser complicado componer con naturalidad, cuando tu grupo ha permanecido en la memoria colectiva como el precursor de todo un movimiento aunque ellos aseguran que “por muy mal que toquemos ahora (tocamos mejor), por muy malo sea ‘Esta vez va en serio’ (no lo es), por mala que sea la impresión general que demos (no va a ser), nunca nos vamos a cargar voluntariamente la categoría de míticos que nos ha otorgado el paso del tiempo”. También tienen muy claro que su vuelta no es un intento de que la oficialidad reconozca su categoría de referente (“La oficialidad nos la suda”), porque aquí lo único que importa es haber descubierto que en 2013 Brighton 64 sigue siendo Brighton 64.