Al amparo de una discográfica consolidada y tras las evidencias dejadas por sus referencias previas, todos los indicios sugerían el presente desenlace. Paco Román y sus Neuman explosionan artística y definitivamente en “If” (Subterfuge, 14), tercer elepé de su carrera.

Neuman publican “If”, un disco complejo en el mejor de los sentidos, tanto por la propia personalidad de algunas de las canciones (férrea instrumentación, largos desarrollos…), como por su estructura atípica, inquieta y nerviosa, que cambia constantemente de registro y carácter. El vocalista y líder del grupo Paco Román explica la circunstancia. “A la hora de afrontar ‘If’ todo fue muy intuitivo y, como en todos los discos de Neuman, no me plantee que fuera de una forma concreta. El noventa por ciento de este disco lo compuse el pasado agosto, y sin querer me encontré con canciones suficientes como para hacer otro álbum. Es un disco soñado. Hace años me ilusionaba hacer un disco con tantos contrastes, que pasara de momentos salvajes (como en “Too Pretty”) a de repente empezar una voz solitaria (como sucede en “Baby In My Arms”). Ha sido de manera muy natural e inconsciente. Si se hubiera premeditado, sin duda habría sido un desastre y no hubiésemos sido sinceros con nosotros mismos. Es nuestro disco más arriesgado, sin duda”. El resultado es, por tanto, un álbum de marcados contrastes, con rabia y sensibilidad luciendo casi a partes iguales, y empeñado en evitar la alineación a toda costa. “Yo no valgo para vender un disco, pero este no es un álbum lineal y creo que la gente que se haga con él va a descubrir muchas cosas. A muchos que ya nos siguen les puede sorprender. A mí me pasó conforme estaba grabándolo, y creo que la gente va a valorar mucho esa poca linealidad que hay en él”. El presente decálogo se impone como el más codicioso, elaborado y trabajado de los murcianos, dentro de una trayectoria de por sí obsesiva en el cuidado de sus piezas. “Como en todos los discos de Neuman la grabación ha sido un proceso ‘rápido’, sin darle muchas vueltas y pensar demasiado en cómo debía ser. Con Paco Loco ha habido una harmonía total, fluida y, como siempre, ha sido un proceso muy emocionante. Creo que esto es fundamental para poder transmitir el sentido de Neuman: es esencial vivir esas emociones en la grabación para que se hagan latentes en el álbum. Paco Loco es un genio que se involucró desde el primer momento con este disco. Cogió las riendas y lo produjo, y yo me dejé llevar al ver tal conexión con él. El resultado es el disco más Neuman de Neuman”.

Hablamos de estructuras y procesos más ambiciosos, por lo que interesa conocer si esta peculiaridad vino de la auto-imposición creativa o fue más un proceso de inspiración espontánea surgida a lo largo de la gestación del elepé. “Nunca pensé en esforzarme. Debía ser algo natural. La misma evolución personal y musical te lleva a crecer sin darte cuenta, y eso es algo que siempre intento en la vida: esforzarme por ser mejor persona, mejor padre, mejor amigo… Quizás pensé que debía de estar a la altura de un sello como Subterfuge, y la presión natural de hacer las cosas bien hizo el resto. Sólo eso. Por lo demás, como siempre, me dejé llevar”. Precisamente el apoyo de una discográfica consolidada, decenas de conciertos agotando entradas y el éxito de sus dos referencias anteriores (“The Family Plot” y el EP “Bye Fear/Hi Love” junto a Ken Stringfellow) han aumentado las expectativas ante el lanzamiento de la presente entrega, dando lugar al momento definitivo del combo. “A nivel humano y musical es el momento más importante y emocionante por el que ha pasado la banda en su trayectoria. Esperamos que la carrera de Neuman siga en el mismo sentido. Es un momento soñado por muchas cosas y estamos muy orgullosos de ‘If’”.

En este punto el grupo podría haber tomado el camino fácil, entregando un disco más accesible o instantáneo para el oyente y sentándose a recoger sus frutos en forma de éxito definitivo y consiguiente ascenso a la “primera división” de popularidad dentro la escena nacional. Pero Román y compañía han preferido decantarse por perseguir la mayor de las ambiciones creativas. “Creo que si intentas hacer un disco para llegar a algún sitio en concreto esa idea te mata, se vuelve en tu contra y terminas precisamente en el lado contrario de donde querías. Sólo la idea de convertir a Neuman en algo fácil o digerible nos hubiera llevado directamente al traste. Hemos hecho lo que teníamos que hacer”.