Panic in the streets of London. Bueno, en realidad, panic en el hotel Arts de Barcelona, donde un puñado de periodistas esperan su temible encuentro con los hermanos Gallagher. Por suerte para mí, sólo Rock Sound se enfrenta a Liam, que entra en la habitación con la camiseta más cantona que podía verse aquél día en toda la Villa Olímpica y con la pose más rematadamente chulesca que te puedes tirar a la cara. Pasa por delante balanceándose de lado a lado y te clava la mirada como diciendo ¿a ti qué te pasa? o ¿qué coño estás mirando? Genial. Bienvenidos al circo Hermanos Gallagher. Aunque tras la deserción temporal de Noel, los hermanitos han suavizado su discurso. Sigue siendo “joder esto, joder lo otro”, pero de alguna forma logran mostrar su cara más amable, cosa que tranquiliza sobremanera a los periodistas.

“Radiohead con todo este rollo anticonsumista… todo esto es una mierda, ¡cántanos una jodida canción, hombre!”

Por si eso fuera poco, entregan un disco, “Heathen Chemistry”, en el que vuelven a escribir –algunas- buenas canciones y dan signos de recuperación de sus dos últimos batacazos: el pretencioso “Be Here Now” y el naufragio psicodélico de “Standing On The Shoulder Of Giants”. Afortunadamente se han dado cuenta de que sólo saben hacer una cosa y que cuando la hacen, la hacen bien. Noel responde amablemente. “Sólo puedes trabajar con las canciones que has escrito y eso es lo que hemos hecho. Sí, en ´Standing On The Shoulder Of Giants´ había escrito algunas bastante psicodélicas, en este disco hay canciones bastante directas de rock´n´roll y sólo puedes hacerlas de una forma. Nunca hemos entrado en el estudio con una agenda en plan… ´hoy vamos a hacer un disco de rock´n´roll y mañana estaremos en los charts´, ¿sabes? Supongo que podríamos experimentar pero sería jodidamente aburrido”. No sé si sería aburrido, pero no es lo que se les da mejor. De todos modos ¿Tiene esta vuelta a la sencillez del rock´n´roll algo que ver con un cambio de ánimo? “Sé lo que quieres decir… podría ser, no lo sé, no quiero analizar demasiado la música. Creo que cuando más miras a un cuadro menos interesante lo encuentras. Miras todos esos cuadros cuando pasas por delante y están bien, pero los miras durante dos jodidas horas y media y piensas que en realidad es sólo un montón de mierda. No me gusta mucho analizar las cosas”. En “Heathen Chemistry” se dan dos coincidencias: es el disco que más canciones firma Liam (¡tres!) y el disco en que Noel canta más canciones. “Liam tenía muchas canciones, de hecho escribió más canciones que yo, escribió unas diez y cogimos tres… fue bastante fácil escogerlas, algunas son geniales y otras eran malas”. Es algo que no me puedo sacar de la cabeza, aunque “Songbird”, “Born On A Different Cloud” y “Better Man” sean de lo más mediocre del disco… ¿no se suponía que Liam era el tonto y Noel el listo? Seguro que le ayuda su hermano… “Ninguno de nosotros le ayuda a escribir las notas musicales, pero le ayudamos cuando se queda estancado, intentamos guiarle en vez de decirle lo que debe hacer. Nadie escribe música para nadie, ¿sabes? Porque si tú escribes una jodida canción la escribes para ti mismo”. No sin pestañear, Noel se reafirma en su opinión de que su hermano va a ser el mejor compositor del mundo en un plazo de cinco años. Mejor que él, de hecho, ya que Liam es más joven. Le expreso mis esperanzas de que me instruya acerca de qué debe tener una canción para ser ´jodidamente buena´. “Es como… brrrr… hay gente que piensa que ´Wonderwall´ es la mejor canción que he escrito, pero yo no lo veo así, para mí lo que define si una canción es buena o no es si me gusta o no, todo se reduce al que la escucha. Al fin y al cabo la persona que hace la música es irrelevante, se trata de ¿te gusta la canción? ¿sí o no? ¿sí? Pues adelante”. Noel piensa que Chris Martin de Coldplay, Frank Healey de Travis, Paul Weller, Liam, Gem Archer y él mismo son los mejores compositores de pop a día de hoy. ¿Ningún americano? “Bueno, Ryan Adams está bien, toca la guitarra, viste chaquetas de cuero y vive en New York, que supongo que es lo que le gusta a su público. No soy un gran fan de su música pero lo he visto en directo un par de veces y es bastante bueno. No he escuchado a Whiskeytown, ¿están bien?”.

“No me gusta analizar las cosas. Miras todos esos cuadros y están bien, pero al cabo de dos horas y media piensas que son un montón de mierda”

¿Qué hay de Wilco, no es Jeff Tweedy uno de los mejores compositores de la actualidad? “No me disgusta, está bien… no sé tanto sobre ellos, a muchos amigos míos les gusta Wilco, tocan la guitarra y suenan bien como los Who o los Beatles, pero qué puedo decir… a mí no me gustan tanto… si no te gustan no te gustan”. Sí que le gustan, en cambio, los teloneros de su gira, The Soundtrack Of Our Lives. “Son la banda en directo más alucinante de este mundo y el disco es jodidamente increíble, son fantásticos… son geniales, son como los Stones, Pink Floyd, los Beatles, MC5, The Who… por eso se llaman The Soundtrack Of Our Lives. Mira, no giraríamos con ellos si no nos gustaran, son fantásticos”. ¿Y qué hay de sus otros compañeros de gira, el año pasado en Estados Unidos, los Black Crowes? “Nos encantan, son muy guays, es muy difícil para mí analizar a los Black Crowes porque soy fan suyo, me gusta lo que hacen, tan simple como eso. Yo veo las cosas en blanco y negro… o me gustan o no me gustan y ellos me gustan”. Vaya, que no paramos de hablar de rock, género que según dicen ha vuelto, ¿o no? “Creo que es genial, la gente joven vuelve a coger las guitarras y creo que algunas canciones tienen mucha energía… BRMC, The Strokes, The Hives, The White Stripes, Soundtrack… todas son grandes nuevas bandas, bueno no son tan nuevas, han estado por ahí un tiempo, pero todas tocan guitarras y me gustan las guitarras”. ¿Oasis también es rock´n´roll, no? “Sí, cuando Oasis empezamos en 1994 la gente decía que el rock´n´roll estaba de vuelta, pero siempre ha estado ahí, quizás no vendía tantos discos, y ahora mucha gente joven está tocando guitarras en vez de tocar los teclados, cosa que creo que es buena para la música”. ¿Qué pasa con Radiohead?, tengo entendido que no os gustan nada… “Me gusta su música pero no su actitud respecto a los fans, parece que se toman demasiado en serio a sí mismos, siempre sospecho de la gente que se toma demasiado en serio a sí mismo, siempre pienso que hay algo siniestro detrás… pero están empujando las fronteras musicales más allá y sí que me gusta su música, aunque no estoy tan seguro de compartir sus ideales, todo este rollo anticonsumista… todo esto es una mierda, ¡cántanos una jodida canción, hombre!”. Volvamos al disco, ¿a qué se debe tanta voz de Noel en el disco? “Liam es el que decide, todas las canciones están escritas para él y si no se siente seguro al cien por cien entonces me pide que las cante yo y si yo la puedo cantar bien y si no no la utilizamos y ya está”. ¿No será que le ha cogido gustillo al micro? “Me gusta la sensación física que comporta cantar, pero para ser honesto preferiría tocar la guitarra y no preocuparme por cantar”. Así que no debemos temer por una hipotética carrera en solitario, en principio. “No, me gusta estar en un grupo, me gusta estar con cuatro o cinco personas, creo que de otra forma es muy solitario, vas sólo de gira, joder, yo no podría… de qué criterio musical te fiarías, no habría nadie de quien fiarte, de modo que no tengo aspiraciones de ser Richard Ashcroft”. ¿Ni cuando hace año y medio estuvisteis al borde de la separación? “Necesitamos un poco