El idilio entre The Jayhawks y sus fans de este país continúa. Es lógico que así sea tras el imborrable recuerdo que dejó en ambas partes la primera gira que ofrecieron los norteamericanos por estas tierras. Cuando se han cumplido ya dos años desde que Mondosonoro propiciara ese primer encuentro, acabamos de tenerles de nuevo entre nosotros, presentando otro disco, “Rainy Day Music”, reconvertidos en trío acústico y con su predilección y cariño hacia nuestro país totalmente intactos.

Nuestra cita con Gary Louris tuvo lugar pocas horas antes de su actuación barcelonesa, en un hotel cercano a la sala en la que el líder indiscutible de The Jayhawks iba a reencontrarse con sus incondicionales y amigos de la Ciudad Condal. Teniendo en cuenta que esta tercera gira española del grupo tuvo que ser aplazada por problemas de salud del propio Louris, nuestra intención era averiguar antes de nada si él se encuentra totalmente recuperado. Un cigarrillo entre los dedos de su mano izquierda desvelaba en parte la respuesta que estábamos a punto de escuchar. “Fue un virus que afectó a mi corazón. Mucha otra gente, como el propio Bob Dylan, también lo ha tenido. Te obliga a guardar reposo y acaba marchándose. Ahora me encuentro bien y puedo hacer vida normal”. Gracias a esta vida normal está de gira otra vez y puede mostrarse rotundo ante la duda de si, con el factor sorpresa ya agotado, todavía le motiva visitarnos.

”Quiero comprar una casa en España. Mi idea es vivir aquí con mi familia tres o cuatro meses al año”

“Desde luego que sí. Es más, escribimos la canción ´Fools On Parade´ acerca de los amigos que tenemos aquí, en la que decimos: ´catorce horas de viaje a España, blah, blah, blah… no puedo esperar a hacerlo otra vez´… y es totalmente cierto, siempre estamos deseando volver, probablemente más que a cualquier otro lugar. Hemos hecho una buena amistad con la gente de MondoSonoro, sus mujeres, otra gente que hemos conocido… así que éste todavía es un lugar especial para nosotros”. Quizá haya quién se muestre escéptico ante las palabras de Louris, quién crea que simplemente se muestra tan diplomático aquí como en cualquier otro país que visita. Nada mejor que remitirnos a sus próximas intenciones para demostrar que lo suyo va muy en serio. “Quiero comprar una casa en España. He venido unos días antes de los conciertos y he estado cogiendo aviones y trenes para ir buscando en distintos lugares. No sé si he encontrado el correcto todavía, pero seguramente será en el sur, quizás cerca de Cádiz. El invierno es muy frío en Minnesota. Mi idea es vivir aquí con mi familia tres o cuatro meses al año”. Pasando ya a aspectos estrictamente musicales, sepamos a qué se debe el formato de trío (Gary Louris, Marc Perlman y Tim O´Reagan) en el que parece que han acabado convirtiéndose. “Somos un trío sólo con motivo de este tour. Después volveremos a ser una banda al completo. Pensamos que sería más sencillo y divertido girar como trío acústico mientras esperábamos a que saliera el disco, pero entonces me puse enfermo y tuvimos que aplazarlo hasta ahora. Así que llevamos un poco de retraso, pero pronto seremos otra vez una banda al completo como antes”. Esto aclara en parte las muchas dudas suscitadas acerca de cuál es la dirección que está tomando The Jayhawks musicalmente hablando. Después de que “Smile” nos mostrara su cara más pop, el golpe de timón que ha dado Louris para cambiar el rumbo del grupo en su nuevo disco es evidente, si bien tampoco es del todo cierto que, como se ha dicho por ahí, éste suponga una vuelta a sus orígenes. “Creo que vamos en zigzag. Hacemos algo y después no queremos hacer lo mismo otra vez. Ahora pensamos que esto ya lo hemos hecho, por lo que supongo que el próximo disco será mucho más eléctrico. A la mayoría de los artistas que conozco tampoco les gusta repetirse, tanto por ellos mismos como para mantener al público interesado”. Un aspecto destacado de “Rainy Day Music” es la participación de invitados de lujo como Jacob Dylan y Matthew Sweet, pero incluso más que esto llama la atención la intervención de dos productores de lujo: Ethan Jones (Ryan Adams, etcétera…) y el omnipresente Rick Rubin.

”Probablemente Mark Olson toma un poco más de las raíces y es un poco más hippy que yo”

“Decidimos desde el principio que queríamos a Rick Rubin como productor. Él es el jefe de nuestro sello, es muy famoso y nunca lo habíamos usado realmente. Se lo dijimos y contestó que sí, que le encantaría. Así que participó en el principio del proceso, cuando le presentamos las canciones tocadas con la guitarra acústica y nos dio sus opiniones. En general estuvimos de acuerdo sobre qué temas tenían potencial y cuáles no. Lo que hace él normalmente, una vez ha enfocado cómo debe ser el disco, es buscar a alguien para que se encargue de la grabación en el día a día, y en este caso escogimos a Ethan Jones porque nos gustaba el trabajo que había hecho en el pasado. Ethan fue muy importante en la creación del clima adecuado en el estudio, haciendo las tomas en directo en la medida de lo posible y puliendo el sonido final. Entonces, Rick volvió para intervenir en las mezclas, añadir overdubs, la masterización, el trabajo artístico… Ha sido realmente un trabajo en equipo”. Algo que han reclamado en más de una ocasión los fans de The Jayhawks es un disco en directo. Grabaron uno acústico el año pasado, pero lamentablemente apareció tan sólo una edición limitada para ser distribuida en sus conciertos americanos. “Me gustaría. No sé por qué no lo hemos hecho ya, quizá haya sido porque no somos lo bastante grandes como para que la gente de nuestro sello haya querido gastar el dinero en ello. Tenemos un montón de cintas de conciertos nuestros, además de piratas grabados por el público, pero no es lo mismo. No eres el primero que nos lo comenta, incluso en este viaje. Quizá lo hagamos pronto. Hablaremos con la gente de nuestro sello. Ellos, además, quieren lanzar una caja recopilatoria con todos nuestros álbumes”. Ya han pasado ocho años desde que The Jayhawks publicaron el último disco en el que Mark Olson co-lideraba la formación, el fantástico “Tomorrow The Green Grass”. Durante este tiempo, la banda ha evolucionado, ha facturado tres trabajos más y ha reafirmado a Gary Louris como su única cabeza visible. Olson, por su parte, se ha dedicado a su carrera en solitario y a girar con su mujer, la también excepcional cantautora Victoria Williams. Por desgracia, Olson nunca se ha planteado seriamente su retorno al seno del grupo con el que se dio a conocer, pero inesperadamente para muchos, en su último disco incluyó una nueva composición firmada por él mismo junto a Gary Louris. “Me sentí bien escribiendo con él de nuevo. Es posible que trabajemos juntos en el futuro, pero no en los Jayhawks sino paralelamente”. Esto demuestra que las relaciones entre ambos no son malas, si bien es inevitable que se intuya cierta rivalidad al abordar el tema Olson vs. Louris ante cualquiera de ellos dos. Olson, por ejemplo, durante su primera gira hispana, nos dijo que la música que él hace es más country, mientras que la de Louris es más pop. Al comentárselo ahora a Louris asistimos a unos momentos de silencio, con mueca incluida, antes de escuchar lo que tiene que decir al respecto. “Estoy de acuerdo sólo en parte. Si escuchas un disco como ´Tomorrow The Green Grass´, verás que Mark es también un autor de canciones pop y que yo puedo escribir canciones folk y country. Creo que la suya es una descripción demasiado simple. Las líneas que delimitan los terrenos están más superpuestas. Probablemente él toma un poco más de las raíces y es un poco más hippy que yo, pero definir lo que hacemos es un poco más complicado que eso”. Tras la anteriormente citada primera gira española de The Jayhawks, se rumoreó que Gary Louris iba a volver muy pronto a tocar para nosotros, pero al frente de Golden Smog (grupo que reúne a algunos nombres importantes de la escena alt-country de Minneapolis como Marc Perlman, Kraig Johnson (ex Jayhawks), Dan Murphy (Soul Asylum), Jeff Tweedy (Wilco), Jody Stephens (Big Star) y, con anterioridad, a Chr