El trío bilbaíno arranca el año con su tercer trabajo y con el inconveniente de tener que hacer una parada durante dos años pero con una posible gira por Asia de por medio.

Los vizcainos, que compatibilizan su trabajo en bandas como Pájara, XMaradonaX, 5000rpm o Neila, apenas han variado sus coordenadas respecto a sus dos trabajos previos. “Quizás sea cierto que hayamos acentuado esas partes densas o pesadas respecto a discos anteriores, y que la calidad de producción de “Herejía” haga el resto, pero el espíritu sigue siendo el mismo”. La mezcla de crust punk, grind, death, crust y doom que malean en su batidora ha sido preparada acorde a las recetas de la bajera. “En el local , para componer, sí que solemos partir de improvisaciones. En cambio, al estudio (grabamos en Kollapse, Madrid, con Iván Ferro) los temas han ido ya cerrados, salvo pequeños detalles que ajustamos con ayuda de Iván. Pero las canciones estaban prácticamente definidas. Lo que sí hemos hecho mucho ha sido improvisar con las voces, y cambiar bastantes cosas de registros de voz en el estudio”. Asombra bastante la coproducción entre 16 sellos distintos para la edición. “Fuimos buscando apoyos para editar 320 copias en vinilo, y entre a los que escribimos y les interesó (con muchos de ellos ya teníamos una buena relación o experiencias anteriores) y los que se fueron uniendo, vimos que se excedía el presupuesto. Al final optamos por sacar 500 copias e incluir todos los sellos”.