Maria Rodés ya dejó claro en su debut –como Oníric- que su propuesta no se ceñía a un género concreto y que lo de cantautora folk le quedaba corto. Con este segundo trabajo, no sólo se reafirma firmando con su propio nombre sino que mejora todo lo bueno que tenía “Sin técnica” (Cydonia, 2009).

La mejor manera de definir lo que hace María Rodés es escuchando “Escondite”, el último corte de “Una forma de hablar”. “Mis canciones son fugaces/cualquier amago de sinceridad es fruto de pura casualidad” reza la primera estrofa, y lo cierto es que no se me ocurre mejor definición para sus temas. “’Fugaces’ es porque las canciones son muy cortas y porque al final nunca acabo de decir nada concreto. Siempre me escondo, pero bueno, dicen bastante aún y así. De hecho el disco funciona un poco como un diario personal”. Letras aparte, lo que se nota en este segundo trabajo de la barcelonesa -el primero firmado con su nombre- es, por un lado, que lo le gusta encasillarse en un género concreto (algo que ya demostró en Oníric, su anterior proyecto) y luego una mejora substanciosa tanto en las composiciones como en la producción. El resultado: once canciones que tienen algo de folk, jazz, country y cierto aire afrancesado “Lo del jazz es porque estudié jazz en el Taller de Músics y he cantado muchos standards e inconscientemente se me han quedado las melodías. Para este disco también escuchamos mucho a Richard Swift, porque quería darle al disco un punto antiguo y una atmósfera como de los años cuarenta y cincuenta”. Para ello ha contado con la ayuda de el productor Ricky Falkner, que le ha dado a los temas “un formato más de banda, que es un poco lo que quería. En comparación con el disco anterior, este es más fiel a como quiero sonar cuando hago una canción. Es una producción más clara, más definida”. En cuanto a las comparaciones con Christina Rosenvinge que le están lloviendo, Maria declara: “Me lo ha dicho mucha gente, yo no la conozco mucho, sólo el disco que sacó con Nacho Vegas, supongo que es por el tipo de letras y por la manera de cantar susurrando”.