Sorprende en tiempos en los que el formato ya no está tan de moda la publicación por parte de Bunbury de este Unplugged en el que se ha hecho acompañar, aparte de por su banda habitual Los Santos Inocentes, por artistas del calado de Carla Morrison, Vetusta Morla, Draco, León Larregui y Pepe Aguilar. Hablamos largo y tendido del lanzamiento y el estado actual de la carrera del zaragozano.

En primer lugar quiero felicitarte por la elección del repertorio. Cuando se anunció la grabación me temí otro disco en directo con los temas que se han repetido en ese tipo de grabaciones en tu carrera. Un grandes éxitos, vaya ¿qué te ha llevado a escoger esos temas?
Muchas gracias. Te agradezco la apreciación. Cuando me propusieron esta vez la posibilidad de grabar el MTV Unplugged, tenía ya previsto sacar el DVD “Madrid Área 51” (2014), el concierto en directo del Palacio de los deportes. Era un show que, aunque estaba basado en mi último álbum “Palosanto” (2013), contenía un puñado de canciones más o menos clásicas de mi repertorio. Así que desde el principio, puse encima de la mesa mi planteamiento del proyecto, alejándome de los hits. Haciendo una revisión sui generis de mi repertorio. Eligiendo algunas canciones de mi primera época con Héroes que no había interpretado en mis giras en solitario y concentrándome principalmente en los últimos diez años. Es una mirada que esquiva intencionadamente mi etapa con el Huracán Ambulante, o sea mis primeros diez años solistas. Pero no pretendí ser justo, sino coherente con mis necesidades e impulsos actuales.

Sorprende también la inclusión de cinco temas de HDS ¿Cómo lo decidiste y qué te llevó a que fueran justamente esos?
Llevaba un tiempo, quizás tres años, buscando un buen momento para revisar ese material, sin caer en concesiones y sin que afectara al proyecto que presentaba. Obviamente, la gira de “Licenciado Cantinas” (2012) no se prestaba y, la de “Palosanto”, creí que tenía un peso específico que quedaría desdibujado incluyendo el material de Héroes. Así que, con la propuesta del Unplugged, me pareció el momento acertado. Además, era una forma de dejar registro sonoro de las revisiones, sin tener que girar necesariamente.

¿Te sientes ahora más cómodo incluyendo temas de Héroes en tu repertorio?
En realidad, hace tiempo que considero esas canciones como parte de un todo. Después de una larga temporada en la que quise hacer hueco a mi repertorio solista, y dejé aparcadas esas canciones, ahora las veo como esos primeros pasos. Está claro que pertenecen al mismo tronco, junto a mi etapa con el Huracán Ambulante y la actual con los Santos Inocentes. Son canciones que he vivido y sentido y compuesto, solo o en compañía, en distintos momentos de mi vida.

“Me aterrorizaba tener cámaras delante mientras grababa un disco. Y el público tampoco me parecía que ayudara”.

No solo te conformas con incluir temas poco habituales en otros discos tuyos en directo sino que además los dotas de nuevos arreglos. Supongo que eso es un elemento motivacional para encarar discos como este ¿no?
Efectivamente. Mi interés era hacer de este álbum un proyecto anclado en mi presente. No una revisión nostálgica de mi catálogo. Necesitaba hacer pie en mi forma actual de escuchar y tocar música.

Has subtitulado el disco como “El libro de las mutaciones” ¿Cuál es el motivo? ¿Tiene eso algo que ver con esos cambios en las canciones?
Está el significado literal de las mutaciones y de la evolución constante a la que someto a mi repertorio. Pero también la paradoja del azar y el destino que aparece en cada consulta del I Ching.

Bunbury-promo2

¿Cómo se prepara la banda para este tipo de shows con el repertorio menos habitual, el público más cercano, cámaras de televisión?
A mí me aterrorizaba tener cámaras delante mientras grababa un disco. Y el público tampoco me parecía que ayudara. Quiero decir: para mí la grabación de un disco tiene un punto mágico y extremo. Y la intimidad no se comparte. La concentración de los músicos para grabar de una sola toma todo el repertorio, sin recordings posteriores, era suficiente losa como para que además te pongan una cámara filmándote la gota de sudor. Creo que es en el proyecto en el que más he aprovechado las enseñanzas del yoga y la meditación antes de salir al escenario!!! Creo que una parte sustancial del trabajo fue en los ensayos, de casi tres meses. Pero no hay que subestimar la concentración y la templanza.

Creo que empezasteis trabajando cerca de 30 canciones y luego se quedaron en estas 15 ¿cómo hiciste la criba? ¿Qué elementos te decidieron a escoger unas y no otras?
Seleccioné una serie de canciones que tenían sentido con el enfoque que deseaba para los arreglos del disco. Creo que fueron algo más de treinta. Algunas, directamente veía que no funcionaban o no aportaban nada nuevo. Y otras se alejaban de los parámetros que deseaba para este proyecto.

“Este Unplugged es un buen paso previo antes de grabar mi próximo álbum con material inédito”.

Eres un músico bastante prolífico que colabora con otros, cede canciones, etc. ¿te planteaste en algún momento incluir alguna canción completamente inédita en el disco?
“Dos clavos a mis alas” es una canción completamente inédita. Nunca la grabé. Es una canción que tiene unos diez años. Iba a salir en un disco que se llamaba “Bizarros”, después de “Flamingos” (2002). Tuve una serie de problemas con las demos que se filtraron y me enfadé tontamente y abandoné ese proyecto. En algún momento posterior se la pasé a Raphael para su disco “De vuelta” (2003).

¿Por qué decides recuperarla precisamente ahora?
Es una canción que he intentado ubicar en algunos de mis discos desde entonces. Pero por una u otra razón no veía que encajara con el repertorio que había escrito en cada uno de los discos. A la banda siempre le gustó el tema y las dos veces que la interpreté en directo tuvo muy buena acogida. Tarde o temprano tenía que salir adelante y a un proyecto como este le venía bien un inédito.


Háblame de las colaboraciones. También huyes de las típicas… Especialmente como gran amante de las rancheras que soy me encanta la inclusión de Pepe Aguilar. Soy muy fan de su padre.
¿Te gustan las rancheras? ¡¡Qué bien!! En España me encuentro con muchos prejuicios hacia el folklore latinoamericano. No lo entiendo muy bien, sinceramente. Las rancheras pueden ser tan profundas o tan horteras como el country. Solo hay que saber elegir a intérpretes, compositores y canciones para quedar enamorado de un género, para mí, incuestionable.Conocí a Pepe en Los Ángeles hace unos años. Quedamos a cenar algunas veces y vimos qué teníamos muchos puntos de conexión. En nuestra visión y forma de trabajar y movernos dentro de la industria. Somos “rara avis” en nuestros respectivos géneros. Nos quedó pendiente una colaboración. No pudo ser para “Licenciado Cantinas”, así que en esta ocasión no dudé en llamarle. Es el tipo más punk que he conocido. No le hace falta cresta. Tiene más huevos que la mayoría.

Algunas de esas colaboraciones pueden sorprender, como por ejemplo la de Vetusta Morla. ¿Crees que aportan más ese tipo de colaboraciones que hacerlo con artistas más afines o previsibles?
Con Vetusta también teníamos un proyecto pendiente, desde hacía un par de años o tres. Por razones que no vienen al caso, finalmente no pudimos juntarnos entonces, pero a mí se me quedó la espinita de hacer algo juntos. Pocas veces surge una banda que claramente sea “game changer” (perdón por el anglicismo). Vetusta es la banda que ha cambiado las reglas del juego en España. Eso es incuestionable. Yo me siento tan afín a Vetusta Morla como a Pepe Aguilar o a Corcobado o a Mikel Erentxun. Todos, en mi opinión, estamos en la misma. Hacemos canciones que nos motivan, que nos importan. Buscamos arreglos adecuados, nos importa cómo suena nuestra música, cómo se distribuye, cómo nos mostramos a nuestro público. Otra cosa es que al público le guste este y no aquél. Pero nosotros pertenecemos al mismo gremio y a todos los veo como compañeros con talento. En cuanto a porqué una colaboración y no otra… Tengo claro que los duetos no se pueden programar en los despachos. Las colaboraciones tienen que ver con el timbre de las voces, la armonía de la canción y el ritmo del fraseo de uno y otro. Tienen que ver con engrandecer y aportar una visión a una canción y situarla en un lugar mejor o distinto. Dicho esto, creo que la versión de “Planeta Sur” con Pucho y la banda, es fantástica. Una de mis favoritas del álbum.

¿Qué dirías que aporta un disco como MTV Unplugged a tu discografía?
Creo que es un buen paso previo antes de grabar mi próximo álbum con material inédito. Es un proyecto que me emociona mucho y dar este paso previo, me ofrece la posibilidad de hacer algunas pruebas técnicas antes de meterme en faena.

Y centrándonos en tus discos en directo, supongo que lo ves como un complemento ¿no?
Depende de cual. Grabé algunos discos en directo que recopilaban éxitos (“Gran Rex” 2011, “Parasiempre” 1996); otros mostraban la gira tal cual fue (“Madrid: Área 51” 2014, “Tour 2007” y “Liceu BCN” 2007) y otros se enfocaron en las canciones que tenían arreglos diferentes y suponen un registro de esa evolución (“Freak Show” 2004, “Pequeño Cabaret Ambulante” 2000). En general, es una paradoja que haya sacado tantos discos en directo a lo largo de mi carrera. Como aficionado y consumidor compulsivo de música que soy, como norma general, no me gustan los directos.

¿Vas a hacer conciertos o gira para presentar este disco?
No lo tengo claro. Quizás hagamos algún show de presentación. Quizás ninguno.