Pueden parecer unos recién llegados, pero si les digo que su “Mundo Marino” (Subterfuge), llevaba dos años guardado en un cajón y que la banda se creó hace seis, enseguida se darán cuenta de que estamos ante unos novatos más que experimentados.

Su historia podría resumirse diciendo que “antes de ‘Mundo Marino’ grabamos ‘Apaga el día y me quedo’, una especie de maqueta de seis canciones, y para sacarla nos inventamos un sello llamado Un Hombre Encantador. Después nos fuimos a Puerto de Santa María a grabar ‘El sur de mi vida’ con Paco Loco.

“Sacamos ese disco también con nuestro sello, pero nunca se distribuyó”

Sacamos ese disco también con nuestro sello, pero nunca se distribuyó más allá de nuestro círculo de amistades. Después grabamos en casa ‘Trébol Ep’, y más de lo mismo. Todo era muy para nosotros. Así que, en realidad, ‘Mundo Marino’ sí que es nuestro debut, o así lo sentimos”. El que nos lo cuenta es Ricardo Lezón, uno de los cuatro integrantes del grupo getxotarra (los otros tres son Eduardo Guzmán, Gonzalo Eizaga y Jaime Guzmán). En su disco también aparece Miren Iza (Tulsa), quien colabora en la conmovedora “Otras vidas” y quien hizo de puente para que McEnroe ficharan por una discográfica como Subterfuge. “Hace unos meses Edu y yo nos encontramos en Madrid y fuimos a tocar algunas puertas de discográficas. En ninguna nos atendieron más de un minuto. A última hora quedamos con Miren para tomar una caña y le dimos la ultima copia que nos quedaba. Al día siguiente me llamaron del sello y nos dijeron que querían sacar el disco. El acuerdo fue tan sencillo como que nos lo propusieran y nosotros dijéramos que sí”. Hecho, es simple, que dirían 7 Notas 7 Colores. Pero no, ningún paralelismo con la banda de Mucho Mu, ni mucho menos. Lo de McEnroe es glorioso pop independiente en castellano de largos desarrollos y alta carga emocional (que no épica impostada “a lo Keane” ni histrionismo “a lo Muse”). Vamos, un disco melancólico, sincero, cercano y agradable.