Vikingo M.D., Diablero Díaz, Manipulador, Abogado del Diablo, Amnésico y Distorsión Morales, o lo que es lo mismo, Narco, están de vuelta. Lo hacen con “Alijos Confiscados. 1996-2008” (Dro), un recopilatorio que repasa toda la carrera del grupo andaluz.

Narco vuelven cinco años después de la publicación de su último disco, “Nuevo Registro de Penados y Rebeldes”, para, como mínimo, ofrecer una serie de conciertos allí donde sea necesaria una dosis de rap-metal, hardcore o macarrismo y mala baba en general.

“El objetivo ha sido reunir los temas más difíciles de encontrar, algunas versiones y los temas más macarras”

“Nos ha venido muy bien el parón, hemos empezado con muchas ganas y ahora tenemos una energía como la de 1996 cuando empezamos con ‘Satán Vive’. Vuelves refrescado y además no habíamos perdido el contacto, somos todos colegas y había ganas de volver a ver a la gente en los escenarios. Ahora además no tenemos que sembrar porque ya sembramos en el pasado”. A muchos sorprenderá la energía de sus directos, cuando ya prácticamente se habían olvidado de una banda que hace más de una década sorprendió a propios extraños con su agresivo “Satán Vive”, lleno de clásicos como “Cree en Dios”, “Chaves” o “Kolikotrón”. “El enfoque que le estamos dando está siendo el de los primeros discos, para el directo nos hemos vuelto a los dos primeros discos, al hardcore-metal”. Así nos lo cuentan Abogado del Diablo, Amnésico y Distorsión Morales (Falso Dogma), que sustituirá en esta nueva etapa a Chato Chungo en el micro, por supuesto junto al Vikingo. No hay que olvidar que Narco vuelven a la línea del frente tras el vergonzoso proceso de acoso y criminalización que sus miembros tuvieron que soportar a raíz de la publicación del videojuego “Matanza Cofrade”. Sin embargo, las leyes franquistas que la acusación quería sacar a relucir no se han traducido en suficientes al cabo de los años para frenar la sinceridad expresiva de los sevillanos. Vaya por delante el recopilatorio que servirá de soporte a esta nueva serie de directos, de nombre “Alijos Confiscados. 1996-2008” (Dro) y que agrupa diecinueve temas que aportan una panorámica de todos estos años. “El objetivo ha sido reunir los temas más difíciles de encontrar, algunas versiones y los temas más macarras, que son además los que más nos apetece tocar en directo por la energía que traemos, desde el primer concierto en el Hatortxu Rock en que sudamos la gota gorda”.