No volvían a España desde hace un par de años. Ahora lo hacen para presentar su nuevo trabajo, “Lucky”, un lanzamiento que van a regalar a cada una de las personas que compren una entrada para cualquiera de sus tres conciertos españoles. Madrid (sala Heineken, 14 febrero), Vigo (Sala A!, 15 febrero) y Bilbao (Kafe Antxokia, 16 febrero).

Entrar en una tienda de discos hoy en día es algo más que una cuestión de fe. Además de los precios uno puede frustrarse al no encontrar lo que busca. Imaginen lo que puede ser invertir un año en dar vida a un disco y no dejar de recibir llamadas de conocidos quejándose de no encontrarlo.

“Desde que tuvimos que romper nuestro contrato con Electra en 1997 no hemos vuelto a recibir dinero de una discográfica”

Esta es la razón por la que Nada Surf han decidido regalar su nuevo álbum, “Lucky”, en sus conciertos en España. Las citas serán en Madrid (sala Heineken, 14 febrero), Vigo (Sala A!, 15 febrero) y Bilbao (Kafe Antxokia, 16 febrero). Daniel Lorca (bajista y voces) está cansado de los problemas de distribución en su propio país, donde el grupo tiene una buena cantidad de fans. “No es un nuevo concepto de marketing. Recibía demasiadas quejas sobre el tema, hemos visto que nos lo podíamos permitir y nos parece una opción muy coherente tal y como está el mercado. Al fabricar los discos nosotros mismos podemos conseguirlos a buen precio y además tenemos en cuenta que la mayoría de la gente que ha pagado en taquilla para vernos en directo es probable que ya lo tenga en mp3…”. En el resto del mundo, el lanzamiento seguirá los cauces habituales vía Barsuk Records. “Sólo lo hacemos en España, pero porque allí es donde me entero de los problemas, no hay otra razón. Haciendo números no supone tanto esfuerzo y tenemos la suerte de contar con muchos amigos que trabajan en la música y están dispuestos a ayudarnos”. Los tiempos cambian y los que consigan adaptarse, sufrirán menos. Al fin y al cabo, invierten en ellos mismos. “Desde que tuvimos que romper nuestro contrato con Electra en 1997 no hemos vuelto a recibir dinero de una discográfica. Nosotros pagamos desde la grabación al diseño de la portada pasando por la promoción, que encargamos a agencias de prensa locales. Era lamentable que la única parte que no controlamos estuviera saliendo mal”.