MondoSonoro Libros

Para
alguien tan acostumbrado a hablar de sí mismo la invitación de VH1 para
participar en su serie de directos Storytellers, en la que se desarrolla la
obra a modo de confesión, era algo difícil de rechazar. La actuación de West
ofrece las luces y sombras habituales en torno a su persona en estos últimos
tiempos: esa especie de trastorno bipolar que lo lleva a fustigarse en un
momento dado y al rato arremeter contra cualquiera que se atreva a poner en duda
su santidad. Algunos de sus discursos no hacen más que reafirmar su condición
de cretino endiosado, pero cuando la música empieza a sonar todo eso queda
relegado a un segundo plano, gracias a una puesta en escena y una orquesta
espectacular. Imposible no tenerle tirria, pero el tío es un genio.

Más noticias relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies