MondoSonoro Libros

En numerosas ocasiones los melómanos tendemos a fanfarronear sobre la música que escuchamos. Sin embargo, nadie, repito, nadie se libra de ese guilty pleasure que escondemos entre bambalinas en el concierto de moda; ese artista que nos vuelve locos pero que queda por debajo de nuestra estela de semidioses musicales. Con “Mierda de música”, reflexionamos sobre estos placeres ocultos con los textos de célebres personajes de nuestro país. Teniendo como referente el anterior “Música de mierda” de Carl Wilson –del que es una fingida continuación-, no descubriremos el fuego, pero las risas están aseguradas.

Muchas veces, las gentes de este país nos sacamos de la chistera anglicismos para parecer personas más cultivadas en pos de disimular un bajo nivel de inglés fácilmente camuflable en los currículums. Una de estas palabras podría ser “hater”. Ese colega que criticará absolutamente todo lo que tenga a su alrededor: la forma de vestir de la vecina, la segunda parte de tu trilogía favorita o, y aquí es donde quiero llegar, tu música de mierda. Es bien sabido que aquí somos más de criticar y discutir, que de intolerantes a veces vamos sobrados. A veces a uno le entra el pánico de sacar a flote sus placeres musicales más ocultos, bien sea por acabar siendo el hazmerreir del hípster de turno o por convertirse en objeto de desprecio de los melómanos del lugar.

Bajo el amparo de doce textos escritos por escritores, filósofos, cantantes y demás célebres figuras del país, “Mierda de música” nos hace reflexionar sobre lo esnob (e insoportable) que puede llegar uno a ser intentando imponer su indiscutible gusto sobre el de los demás. Una imposición que hace que poco a poco acabemos enterrando la democracia de darle por turnos al play más sincero de la lista de reproducción cuando estamos rodeados de un grupo de gente. Ahora bien, todo ello sirve para tratar temas diversos y que van más allá de simples gustos musicales. Y es que no podría ser menos en un libro en el que aparecen firmas como Rodrigo Fresán, Nacho Vegas, Paul B. Preciado, Servando Rocha o Marina Garcés.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies