MondoSonoro Libros

La primera edición de “Cuando éramos los mejores” se publicó en EEUU en 2009, diecisiete años después de la retirada de Larry Bird y trece desde que Magic se enfundara por última vez la camiseta de los Lakers en una temporada, la 95-96, fatal para el equipo de Los Angeles y que había supuesto la reaparición del astro tras cuatro años de retiro forzoso al conocerse que estaba infectado por el virus del VIH. Es un tiempo razonable para echar la vista atrás a una de las relaciones más legendarias (y competitivas) en la Historia del deporte, que había arrancado a finales de la década de los setenta como compañeros defendiendo la camiseta de la selección nacional de baloncesto de los EEUU y derivaría en una final del torneo universitario a cara de perro entre Indiana State -el equipo de Larry- y Michigan State -el de Magic, que a la postre se llevaría el torneo golpeando primero en la competición oficiosa entre los dos astros por convertirse en el mejor jugador de baloncesto del mundo-. A día de hoy aquella final sigue siendo la más vista en la historia de todo el baloncesto universitario.

La historia de Magic & Bird, Bird & Magic se ha contado ya en numerosas ocasiones: de enconados contrincantes a amigos fraternales en la recta final de su carrera profesional. Sin ir más lejos hay un magnífico complemento audiovisual para este libro titulado “Magic & Bird: A Courtship of Rivals”, documental de 90 minutos producido por HBO que básicamente cuenta la misma historia en idéntico orden cronológico y que se construyó a partir del inabarcable material de archivo que las actuaciones de estos dos monstruos han dejado para la posteriridad. En realidad inevitablemente la lectura del libro nos empujará a consultar youtube en busca de canastas imposibles, peleas antológicas y algún que otro error también ya mítico también (esa primera final ganada por los Celtics de Bird a los Lakers de Magic…), al igual que recuperar las imágenes ya borrosas de los hombres que volvieron a situar a la NBA en el primer plano del deporte mundial despertará las ansias de acudir a las páginas de este textos escrito por Jackie MacMullan con la colaboración de sus dos protagonistas en busca del detalle y la recreación de momentos más íntimos a los que las cámaras no tuvieron acceso.

“Cuando éramos los mejores” es obviamente un libro de temática deportiva. Pero, parafraseando a Albert Camus cuando decía aquello de que “todo lo que sé de moral se lo debo al fútbol”, la historia de Bird & Magic nos habla de muchas otras cosas. Para empezar cada uno representaba una forma radicalmente diferente de entender la vida. Magic era el “showtime”, el don de gentes, el carácter extrovertido y las ansias de vivir a tope, bien fuera dentro de la cancha de baloncesto o también fuera, saliendo a girar en el autobús de los Jackson 5 o convirtiéndose en centro de atención de las fiestas más exclusivas de Hollywood. Esto que desde nuestro punto de vista de aficionados se percibe como un estereotipo fue precisamente una de las principales motivaciones del arisco Bird para derrotar a Magic. Bird, un autodenominado “paleto” de Indiana, agorafóbico y con experiencias vitales traumáticas, hizo durante la mayor parte de su carrera todo lo posible por borrar de la cara de Magic su “maldita sonrisa”. Los “antipáticos” Celtics contra los glamourosos Lakers. Lluvia o sol. Tipos duros frente a showtime  El ying y el yang. Talento versus talento.

Como bien se recuerda en otro de los pasajes del libro que los sitúa junto a Michael Jordan en el hotel de Barcelona jugando una partida de billar para hacer tiempo entre los partidos de un campeonato olímpico que se llevaron de calle, Magic y Bird se tenían el uno al otro para discutirse el cetro de la NBA, una rivalidad de la que Air nunca pudo disfrutar. Y es en buena parte por eso que “Cuando éramos los mejores” se lee casi en clave de novela de suspense, en un toma y daca permanente entre sus dos protagonistas que parece diseñado por un guionista, y que cuenta como telón de fondo con cuestiones sociales como los conflictos interraciales, la introducción de las drogas duras en la comunidad negra que a punto estuvo de llevarse por delante a la NBA en la década de los 70 o, años después, la plaga del SIDA. De hecho, ésta última es una de las principales claves del libro por lo que supuso para la opinión pública el caso de Magic y la manera en que, sufriendo el rechazo y la incomprensión de muchos de los que hasta ese momento se decían amigos y fans, Earvin Johnson condujo su carrera a partir de ese momento. Historia pura.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies