MondoSonoro Libros

La revisión desde un punto de vista de análisis sociológico del pop y el rock se ha convertido, de un tiempo a esta parte, en poco menos que una obsesión para una parte del gremio periodístico musical. Obviamente no todos los intentos de descifrar el complejo mundo que vivimos desde el acercamiento a las canciones y a las supuestas intenciones sus autores se han saldado con puntería. Es más, entre tanto artículo sobre machismos gafapastas, directores mafiosos de festivales, modernos causantes de los males del mundo y ajustes de cuentas con la Movida se han colado vendettas personales y desesperados intentos por seguir nadando en la cada vez más seca ciénaga del periodismo pop. Es algo de lo que no se puede acusar a los artículos reunidos en “Con la música a otra parte… entre política y sociedad”. Jaime Ferri Durá, el compilador, recupera de entre el ingente material publicado por las facultades de nuestro país una serie de textos que desde la pasión por la música analizan la forma que esta tiene de relacionarse con el mundo que les rodea. El resultado son estilos y temáticas tan diversos como el tratamiento del amor en la obra de Mozart, la dimensión política del blues o las interrelaciones de la música culta italiana en los albores de la República en 1948.

Pero también hay otros textos que sin duda resultarán más interesantes para el lector medio de MondoSonoro. Por ejemplo el que firma Rafael García Alonso sobre Vainica Doble y su papel en la música de su tiempo. Estemos o no de acuerdo, es interesante el planteamiento de que Carmen y Gloria se insertan de lleno en las tres tradiciones musicales del momento: la música ligera, la canción protesta y el costumbrismo existencial. Brillante en su cuidadoso análisis de las canciones del dúo y la manera en que el autor conecta el imaginario del grupo con la posición de la mujer de su tiempo. Todo con un tono académico que comparte con el resto de textos del volumen.

También encontramos a Sabino Méndez recuperando el “Apocalípticos e integrados” de Umberto Eco para terminar haciendo una reflexión sobre el concepto de dominio público y la manera en que se ha violentado por parte de las grandes tecnológicas y las cadenas de TV para su propio beneficio. O Israel Pastor Sain-Pardo categorizando la canción política y distinguiéndola de la “ideológica” y la “comprometida”, reflexionando sobre la cabida de este tipo de planteamientos en el rock contemporáneo. Proponiendo, en definitiva, más preguntas que respuestas. No es un mal comienzo para un género que brilla por su ausencia en nuestro país, donde que la música popular aún sigue siendo territorio comanche para el mundo universitario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies