MondoSonoro Libros

Basta con ver ciertos vídeos de Lynyrd Skynyrd donde todos, con sus familias, viajaban durante las giras para darse cuenta -incluso hasta apreciar- de que hay lazos más fuertes que los sanguíneos. Por supuesto, el caso de Enrique Bunbury no iba ser una excepción. Josegirl, compañera del músico y fotógrafa, ha plasmado en “Bunbury. En plano secuencia” ese sentimiento que hace pensar que uno puede estar en casa aunque las distancias tomen protagonismo. “En las maletas de los músicos en gira uno puede encontrar de todo. Desde la almohada favorita o la manta sin la que no puede dormir, hasta telas para cubrir el sofá y sentirse más en casa, o lo más típico: incienso o velas para crear un ambiente un poco más acogedor. No son caprichos. Estar de un lado a otro durante un año seguido hace que casi todo el mundo necesite un referente, algo que le haga simular una cierta monotonía”, describe la periodista y escritora Silvia Grijalba, encargada de narrar en texto lo que muestra esta colección de instantáneas pertenecientes a la gira de “Palosanto”, celebrada en 2014.

Josegirl, por su parte, afirma que “cuando llevas mucho tiempo sin girar te apetece viajar y ver a los chicos, la familia de gira, y empezar a rodar de nuevo. Cuando llevas un año girando te apetece parar, estar en tu casa y retomar otros proyectos artísticos personales. Somos muy afortunados por poder tener las cosas claras”. Algunas de las imágenes de esta obra visual -vestidas en blanco y negro- contienen lo que no se ve en un tour: vuelos, ensayos, descansos, camerinos, etc. No obstante, las fotos hechas in situ en el escenario o en el foso irradian una autenticidad que, en su momento, escaparon al ojo del que ha presenciado un concierto de Bunbury. ¿Un relato basado en los mitos del rock? No, un álbum de postales comunes que ya pertenecen al recuerdo colectivo de los testigos, presenciales o no, que una noche compartieron focos con esta especie de familia de técnicos, mánagers, asistentes, músicos y artistas en general. “La belleza es algo a lo que aspiramos cotidianamente ciudadanos de a pie y algunos otros que pretendemos comunicar y/o expresar”, cuenta el propio Bunbury en el prólogo. Siempre de paso, de aquí y de allá… de todo el mundo.

bunbury-1

Más noticias relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies