MondoSonoro Discos

Asumiendo como obvio que los discos de Springsteen de los últimos veinticinco años no aguantan la comparación con sus grandes obras de los setenta y los ochenta, recibimos el nuevo trabajo del de New Jersey con la esperanza de que al menos sea capaz de mantener algo del espíritu de los buenos tiempos, tal y como todavía sucede en sus conciertos. Pues bien, encontramos algo de eso en el tema que da título al álbum, a pesar de una desafortunada sobreproducción que lima las aristas de un sonido que pedía a gritos mayor crudeza. Y poco más. Algunos cortes, los más aceptables, recuperan el aire folk de las Seeger Sessions. Otros -como “Land Of Hope And Dreams” y “American Land” (esta última añadida como bonus track)- son habituales en vivo recuperadas aquí innecesariamente. En cuanto al resto, alguna canción gustará a los amantes del sobrevalorado “The Rising”, mientras los experimentos raperos de “Rocky Ground” dudo que satisfagan a nadie. Ojalá en su próxima gira no caigan muchas de éstas y a partir de ahora siga más los sabios pasos que dieron Dylan o Neil Young al cumplir los sesenta tacos.

MÁS SOBRE BRUCE SPRINGSTEEN

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies