MondoSonoro Discos

No sé si será un espejismo pasajero, pero en el momento de realizar esta crítica el nuevo trabajo de Trent Reznor se encuentra encaramado en el número uno de las listas de ventas estadounidenses. Cinco años desde esa obra megalítica, megalómana y algo incomprendida que fue “The Fragile” y el publico de su país parece no haberle dado la espalda al genio de los controles. Y eso que él parece que no se ha comido demasiado la olla, ofreciendo un disco que más bien podrían ser descartes de su carrera, ofrecidos de forma más orgánica, sin tantos detalles y barroquismos.

Puede que el problema resida en que, pese al periodo transcurrido, los temas que componen este disco fueron realizados en tan sólo cuatro meses de actividad. Poco margen de tiempo si tenemos en cuenta el anhelo que mostraban sus seguidores por ver si la carrera de Trent Reznor se mantenía, musicalmente hablando, en lo más alto de la década. No es así. Al igual que otros ilustres de los noventa como Pearl Jam, Audioslave o Velvet Revolver se le ha pasado el arroz. O eso es lo que parece tras escuchar un disco de canciones inmediatas y accesibles que acaba por no provocar entusiasmo. Correcto es un calificativo demasiado utilizado en estos tiempos que corren y gente de la calidad y el potencial de Trent Reznor nos tienen que ofrecer mucho más aunque les vaya la vida en ello. De lo contrario caen en ese saco roto de las expectativas no complacidas y de los artistas que, tras dejar el tormento de unas vidas desarregladas, no saben encontrar la musa que les inspiró los tormentos psicóticos de los que los demás disfrutábamos.

MÁS SOBRE NINE INCH NAILS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies