MondoSonoro Discos

Maria Rodés ya dejó claro
en su debut –como Oníric- que su propuesta no se ceñía a un género concreto y
que lo de cantautora folk le quedaba corto. Con este segundo trabajo, no sólo
se reafirma firmando con su propio nombre sino que mejora todo lo bueno que
tenía “Sin técnica” (Cydonia, 2009).
En “Una forma de hablar”, Maria
Rodés sigue con la fórmula de cambiar de vestido en cada corte, pero ahora es
Ricky Falkner el modisto encargado de vestirla y lo cierto es que las prendas
que el productor le ha confeccionado le sientan de maravilla. Sea folk, jazz o
pop, lo que destaca por encima de todo en estos once cortes es la dulce y
segura voz de Maria, que con los arreglos justos consigue crear canciones con
un fuerte sabor añejo y una atmósfera que remite a bosques y parajes de cuento.
“Mis canciones son fugaces” dice en “Escondite” y lo cierto es que sí, los
temas de este disco se pasan en un suspiro (la mayoría duran menos de tres
minutos) y te dejan con ganas de más, sobre todo ese hit que da nombre al disco
(donde recuerda un poco a Christina Rosenvinge), la preciosa “Lo que hay que
oír” o la más jazzística “Rima con canción”.

MÁS SOBRE MARIA RODÉS
  • Anónimo

    I am so happy for you, I am glad you had such a wonderful time. Thank you for povriding the photos to RPL. Also thank you for the info at the premiere. If we could all go to Rob’s premiere, it would be fabulous. Thanks again.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies