MondoSonoro Discos

Vaya por delante que la sexualidad de Tyler The Creator me da absolutamente igual, me parece ridículo que en el año que estamos sea noticia según qué, me parece una tontería mayúscula que alguien acuse de misógino a un rapero, y más a Tyler, un tipo con un sentido del humor tan ido de madre que no sabes nunca si está hablando en serio o se está riendo de ti. En directo pude comprobar que su locura es real, no es impostada, está como un cencerro, pero es un genio. Así que la polémica sobre si sale del armario o no, me da igual. Kurt Cobain decía que se comportaba con la gente como ellos creían que era, si pensaban que era un idiota se comportaba como un idiota, cambiemos idiota por gay, rockstar o príncipe del universo y así se comportaba Cobain frente a los demás. Un método de autodefensa increíble. Tyler sigue una linea inversamente opuesta. Musicalmente “Flower Boy” es un trabajo brillante, con más pegada y más colorido que los anteriores. Un disco sin relleno, sin tanta locura, pero donde la anarquía sigue dominando. El cerebro de Odd Future nos trae su disco más completo, dejando en evidencia a muchos y sobre todo a viejos pesos pesados.

Lo último de Jay-Z palidece ante esta bomba de relojería, basta con escuchar y ver el clip de “Who Dat Boy” para entender que en el universo de Tyler se puede pasar del gangsta rap al G-Funk y del trap al r’n’b en treinta segundos o un suspiro. Es el Joker del hip hop, pero no un Joker gracioso, no, es el de la trilogía de Nolan, del que te revienta la película con un carisma que ni el mayor superhéroe de todos los tiempos puede levantarle ni una sola escena para desespero de los guionistas. Si el mundo es Gotham, Tyler lo hace saltar por los aires con temas como “Foreword” o “Pothole” con clase, con elegancia, con una sonrisa… pero te ha enviado al otro barrio. Heath Ledger estaría orgulloso de Tyler, pero también el bueno de Durdell. Es el hermano gemelo malvado del Fresh Prince… La maldad es atractiva, y un malo con carisma nos gusta más que una buena persona, ejemplos los tenemos en muchos ámbitos del arte actual. Tyler lo pervierte todo, todo suena sucio y amoral pero lo hace con esa cara de bueno y con tanta gracia que te sabe mal hasta reñirle.

“Boredom” es mierda de la buena, no hay viagra o droga que supere el shock que asume tu cerebro al escucharla. Y así va pasando el disco, entre unas letras dignas de Oscar Wilde y unas bases gordotas y grasientas. Mientras el rock agoniza, y Gotham no ve la luz desde hace décadas Tyler te roba, te miente y te humilla. Cuando logras entender que te ha jodido la vida y frunces el ceño, se te queda mirando, te suelta “I Ain’t Got Time!” y vuelves a perder el mundo de vista… Why so serious?

MÁS SOBRE TYLER THE CREATOR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies