MondoSonoro Discos

Con tan solo cuatro discos, Mastodon se han ganado a pulso la doble distinción de auténticos clásicos y de regeneradores del género metal. Su logro principal: tejer un puente entre pasado y futuro descubriéndonos por el camino nuevas e interesantes tangentes hasta hoy desconocidas. Un retrovanguardismo que tiene cada vez más de prog-rock pero que al mismo tiempo suena fresco y fascinante. Por si fuera poco, y tras la opulenta obra magna “Crack The Skye”, los de Atlanta han logrado sorprendernos firmando su disco más condensado, accesible y pegadizo, servido en temas de alrededor de tres minutos en los que prima la inmediatez y la melodía. Los cambios de ritmo y las estructuras atípicas permanecen, pero presentadas aquí en su esencia. Paralelamente, Mastodon siguen fagocitando referencias al servicio de un sonido propio pero en continua construcción y cada día más libre: desde el groove setentero de la adhesiva “Curl Of The Burl”, donde Brent Hinds es poseído definitivamente por Ozzy Osbourne; pasando por el cruce entre Soundgarden y Mike Patton de “Blasteroid”; los Fear Factory más ambientales en “Octopus Has No Friends”; o la inspirada mixtura entre Alice In Chains y Queens Of The Stone Age de “Thickening” o “Dry Bone Valley”. Las mayores sorpresas aguardan, sin embargo, en piezas como el tema título, un medio tiempo espacial con solos de guitarra á là Pink Floyd; “Creature Lives”, crescendo épico con ecos a Arcade Fire –sí, han leído bien-; o la envolvente “The Sparrow”, bello y melancólico cierre que invita a soñar despierto. La llama sigue viva.

MÁS SOBRE MASTODON
  • Anónimo

    buen analisis. solo puntualizar que tienen 5 discos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies