MondoSonoro Discos

“Do you remember when we were young, adventure had no end? Those were the days my friend”, nos pregunta Greg Graffin en la primera estrofa que suena en “The Dissent Of Man” si nos acordamos de cuando eran (éramos) jóvenes y las aventuras no tenían fin. Pues sí, nos acordamos de esos días pero lo importante es que no los echamos de menos gracias a la coherencia de la carrera de Bad Religion. Vale que las aventuras hace tiempo que tocaron a su fin y que los de California asumen un riesgo cero en cada nuevo disco que publican, pero lo esencial es que el nivel global de las canciones sigue siendo de notable y que empiezan tan agresivos y directos al grano como con “The Day That The Earth Stalled”. Posteriormente hay más temas rápidos (“Wrong Way Kids”), duros (“Meeting Of The Minds”) e inspirados (“Pride And The Pallor”) pero especialmente en el último tercio del álbum se condensan los medios tiempos marca de la casa: ritmos más calmados, coros sostenidos en el aire y mucha melodía vocal. Que San Gregorio Magno le conserve al profesor Graffin las cuerdas vocales en tan buena forma como hasta ahora.

MÁS SOBRE BAD RELIGION
  • Anónimo

    Si algún promotor de punk llegeix aquesta resenya, que no s’ho pensi més, i porti els Bad Religion a Razzmatazz una vegada més, si ens omplim la boca parlant de què Barcelona esta a l’avantguarda i no se quines històries més…els putus amos haurien de visitarla any rere any x rebentar la puta razz

  • Anónimo

    Bad Religion o mort, Bad Religion i mort o Bad Religion a mort… es igual… una cosa està clar…morirem escoltant al Greg passi el què passi en aquest fotut món de merda. Roger Montoy

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies