MondoSonoro Discos

Habría que empezar a ponderar seriamente la faceta provocadora de The Flaming Lips, una dimensión maquillada en los últimos años por la vocación popular de sus trabajos post-”Zaireeka”, pero nunca del todo abandonada. De hecho, sólo un grupo sin ningún miedo a molestar puede ser capaz de crear una genialidad como “Embryonic” (sigo defendiéndolo como uno de sus mejores trabajos), de la misma forma que cabe calificar que provocación recrear uno de los discos más importantes de una banda con tantos adoradores y detractores como Pink Floyd y hacerlo de manera que es mucho más probable que este experimento guste a los fans de los versionadores y no lo haga en absoluto a los de los versionados. Los oakies han tenido incluso los santos cojones de invitar a Star Death & White Dwarfs, el grupo del sobrino de Coyne, que junto a Peaches y Henry Rollins completan la lista de contribuyentes a esta jam cósmica que parece no tener mayor pretensión que divertirse a costa de reensamblar sin piedad alguna una de las obras que mayor empeño en el estudio de grabación supuso para una banda siempre quisquillosa con estas cosas. Es muy probable que Roger Waters nunca le dé las gracias a Coyne por esto, tanto como que en alguna oficina de Warner algún ejecutivo todavía se esté dando cabezazos contra la pared imaginando lo que podrían haber ganado con un politono de “Money” versión The Flaming Lips si The Flaming Lips no fueran unos benditos tocapelotas que se han ganado el derecho a hacer lo que les dé la real gana.

MÁS SOBRE THE FLAMING LIPS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies