MondoSonoro Discos

talaboman

Más de nuestro John Talabot que del sueco Axel Boman tiene este “The Night Land” que firman conjuntamente -en su esperado debut en largo formato- como Talaboman, tras haber publicado aquel celebrado “Sideral EP” en el sello catalán Hivern, allá por el 2014, que les puso en el punto de mira de toda -y cuando digo toda es absolutamente toda- la escena electrónica underground que se pirra por el house en sus vertientes más deeperas, futuristas y mestizas. Y es que esta colección de ocho temas -que publica el prestigioso y exigente sello belga R&S- tiene dos caras -norte y sur- claramente diferenciables pero relacionadas de una forma entrañable y a la vista. Una, la más agradecida y talabotiana -por movida, hipnótica, africana y clubby- que es la que sustancian temas como “Samsa”, “Brutal Chugga-Chugga”, “Loser Hymns” o “The Ghost Dod” (excelente corte, quizá el mejor del álbum) frente a la introspección sensible, marciana y rarita de “Midnattssol” y “Dins el llit”, entre otras, en las que se aprecia más la mano -y máquinas- de este selecto productor de Estocolmo. Por eso, y cuando más se le nota que van a pachas -caso de la magistral, amable y crepuscular “Safe Changes” y en el krautrock ahouseado de “Six Millions Ways”- es cuando quizá Talaboman brilla más para placer propio y ajeno. En cualquier caso lo mejor de “The Night Land” es, además de la gran expectación levantada entre la parroquia electrónica oriunda y foránea, su frescor cósmico, lo libre de su alma, su preclara ausencia de ambición. No hay más, que nadie le busque concepto o trasfondo que no lo encontrará, ¿pero acaso es necesario? Y todo ello, gracias al talento innegable de sus dos autores -ambos en gran estado de forma sonora- conforman un trabajo altamente orgánico y desprejuiciado en el que la improvisación -elemento clave en su concepción y desarrollo- eleva su capacidad de ensoñar, e incluso fascinar, hasta cotas siempre notables, rayano en lo sobresaliente.

The Night Land” encantará a los iniciados y rayará a los ajenos. Con todas las consecuencias. Esa es su gran virtud, así son Talaboman. Y ahora a buscarlos encima de un escenario, ahí será donde el repertorio del dúo tomará vida ante nuestros ojos.

MÁS SOBRE TALABOMAN

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies