MondoSonoro Discos

La consabida historia del geniecillo que otrora lideró a una formación carismática en la edad de oro del independentismo procedente de los States se vuelve a repetir –por desgracia, homólogos los hay a patadas- con el lánguido vocalista de los ya difuntos Pavement. Tras facturar obras del calibre de “Slanted & Enchanted” y “Crooked Rain, Crooked Rain”, al de Stockton tan sólo le quedaba prolongar hasta el declive una fórmula antaño revulsiva y escribir el correspondiente epitafio.

Liberado de la carga que conlleva un liderazgo ficticio espoleado por las nuevas generaciones, Malkmus decidió emprender vuelo en solitario y mostrar al planeta quién llevaba las riendas en su anterior e irregular andadura. A pesar del esfuerzo y del empeño, a pesar de atesorar un currículum harto deseable por cualquier mojigato ávido de reconocimiento y respeto, a pesar de regalarnos temas facturados con el encanto de “Black Book” y “Jenny & The Ess-dog”, de la viveza y empuje de “Troubble” y “Pink India” y de la melancolía de “Trojan Curfew” y “Deado”, los fantasmas del pasado le ganan la partida al bueno de Malkmus -víctima de un lastre insuperable- y lo que se antojaba un debut oxigenante y revelador pierde fuelle ante el fatal acoso de la nostalgia. Otra vez será.

MÁS SOBRE STEPHEN MALKMUS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies