MondoSonoro Discos

Kurt Vile y Adam Granduciel llevan tiempo sin ser compañeros de batallas, pero siguen manteniendo el feedback. Se nota en que ambos acaban llegando a la misma recreación anfetamínica, hipnotizante, etérea y/o enrarecida -con guitarras cristalinas y en espiral- de la tradición de la que siempre han bebido: Dylan, Young, Petty y Springsteen. Sin embargo en “Slave Ambient”, lo que es la continuación de “Wagonwheel Blues”, su debut de hace ya tres años, estos dinosaurios ya no están tan presentes aunque evidentemente algunos tributos hay. Sin ir más lejos, a Springsteen recuerdan claramente cuando Granduciel canta entre dientes en “I Was There” pero sobre todo en “Baby Missiles” que incluso recuerda a las maneras como Arcade Fire lo han asimilado. Y coincide que “So Outta Reach”, el último epé de Vile, contiene su versión de “Downbound Train”. Ahora bien, en este segundo largo, los de Filadelfia dan un tratamiento menos lo-fi, clásico y rudimentario a las canciones y suenan mucho más expansivos y poderosos gracias al muro sónico que consiguen. Han intensificado y reforzado su cara más ambiental y espacial, consiguiendo que ésta tenga peso discursivo y más razón de ser, acercándose incluso a Spiritualized, y han acabado construyendo intensos recorridos lisérgicos con capas y capas de instrumentos, cargados de drones.

MÁS SOBRE THE WAR ON DRUGS
  • Anónimo

    Son muy buenos, su música te transporta a un viaje sin destino por carreteras secundarias en medio paisajes áridos y polvorientos, Bob Dylan tocando con My Bloody Valentine.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies