MondoSonoro Discos

“Dicen que hay una manera mejor de contar esta historia. Hay que brindar. Tener piedad con honradez no es tan fácil. No lo es. Todo hombre que pega a otro hombre, es un hijo que pega a otro hijo. Todo hombre que roba a otro hombre, es el hijo de una madre que era nieta y bisnieta. Lloraba y flotaba.” Los que canturrean son Lluís Omar y Pepo Blasco, dos de los actores de la nueva película de Eduard Cortés.

Efectivamente sobre el papel, “Domus” (Universal Music, 2016) es la banda sonora que Sílvia ha compuesto para “Cerca de tu casa”, una película que narra la crudeza y el drama de los desahucios y que cuenta con la propia Sílvia como protagonista. Pero con Sílvia siempre hay algo más. Porque la palafrugellense ha demostrado ser una artesana musical que no se conforma con lo previsible. Por eso en “Domus” ha querido moldear las emociones de esa cruda realidad a su imagen y semejanza, puliendo con mimo cada detalle de la grabación.

El resultado es un disco repleto de sensaciones, en el que la etiqueta de banda sonora no hace más que ponernos en situación. Un trabajo que captura la sensibilidad de una artista que teje texturas y emociones como nadie. Que se adapta a un nuevo reto desde la humildad que supone devolver musicalmente lo que sus compañeros le aportan en el film. Es el caso de canciones que se convierten en manifiestos dotados de una humanidad visceral. Temas que laten al compás de palabras recitadas y tarareadas por sus compañeros de reparto, como es el caso de “Todo hombre”, “Verde”, en el que cuenta con la participación de su madre y su hija, o “Sí se puede”, creado a partir de consignas y cánticos reales que se escuchan en la calle, y redondeado por una sección de cuerda estremecedora. Otro tanto encontramos en la carta de presentación que ha supuesto “No hay tanto pan”, una frase a medio terminar que se cuela sin permiso en las conciencias más duras; un alegato valiente que se transforma en un himno a la lucha y al sentido común.

Pero la magia de “Domus” reside en su polivalencia, en el encuentro de estilos y recursos y en los pequeños detalles. El disco funciona en su conjunto y también hay lugar para la esperanza y hasta la improvisación. Encontramos cortes que brillan con luz propia, como un soberbio “De Frente”, que comienza susurrándonos un pensamiento que se ilumina paulatinamente, o unas coloridas “Ai ai ai” y “Cuota Da Lua”, con ritmos sudamericanos y un guiño a la lambada incluido. Mención aparte merece “Cerca de tu casa”, un tema compuesto a los 12 años, en el que la simplicidad del piano y el cariz que toma la voz de Silvia marchan en una consonancia corta e intensa no apta para los más sensibles.

“Domus” es una llamada de atención seria y palpable, pero también es una celebración. Porque habla de tragedias, pero no escatima hablando de valores, de persistencia y de amor. Un disco que reivindica el sitio de una de las mejores artistas que tenemos en España. Sílvia compone, escribe, produce y canta. Su capacidad para transmitir emociones, casar estilos y crear melodías es abrumadora y queda de manifiesto en un disco que vibra desde lo más hondo. Y por si fuera poco y como dijo Jorge Drexler, Sílvia tiene una voz que marca una generación.
Ni más ni menos.

MÁS SOBRE SILVIA PÉREZ CRUZ

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies