MondoSonoro Discos

Tras la publicación de “Curso práctico de autoestima” (Cuatro Barbas, 13), un disco estimable tanto por su contenido como por su excelentemente irónico título, y de su último single, “Verbena en la plaza del pueblo” (Cuatro Barbas, 15), quedaba por ver cómo encaraba el cuarteto bilbaíno Señores su nuevo trabajo. Y más tras ir, con una trayectoria seria y bien dirigida, asentándose a base de tocar en festivales y conciertos varios entre ese grupo de seguidores adscritos al canon indie. Pero no sólo entre éstos. Ahí reside su eficacia.

Y el caso es que lo han encarado como deben para seguir alimentando esa curiosidad entre los oyentes. Han olvidado en cierto modo los desarrollos, sobre todo los más etéreos, para centrarse en las canciones, que son en este estupendo “La Luz” más redondas, concretas, formadas, canciones que son mucho más canciones, si de esta manera pudiéramos definir algo que debería ser de Perogrullo, pero tantas veces olvidado. Así que pareciera que Señores han logrado concretar nueve estupendas piezas, tras una introducción, ésta sí, aérea, dando nombre al disco, en las que consiguen mantener su identidad y, a su vez, asentar ésta en coordenadas mucho más impactantes, que es lo bueno.

Así, mantienen sus guitarras y distorsiones, como siempre exhalando su hálito sobre aquella independencia de los 90 que mejor conjugaba sus propias fuentes provenientes de la década previa pero sin olvidar la armónica propia del power pop y la urgencia del punk. “Estrella de la muerte” o “Dios enamorado” lo dejan bien claro, con todos esos guiños que en ocasiones tienen a los grupos que por las guitarras de Bob Mould pasaron, engrosando lo mejor de aquellas distorsiones. Pero acrecientan sus dotes melódicas, no abandonando los sueños melancólicos que embargan canciones tan brillantes como “Margaritas” o “Cabezas sin peinar”.

Si todo ello lo aderezamos con unas letras que no obvian la ironía, “de sarcasmos no se come” llegan a cantar, “La Luz” ofrece buena parte de lo que promete al principio. Y estos Señores que llevan a gala su hirsutismo dan en la diana.

MÁS SOBRE SEÑORES

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies