MondoSonoro Discos

Seguro que aún resuena en sus cabezas la melodía principal de “Your Love Alone Is Not Enough”, la canción en la que James Dean Bradfield canta a dúo con Nina Perrson de The Cardigans; sin duda, uno de los hits más radiados de la pasada primavera.

La pieza, el mejor single del trío escocés en años, resume a la perfección el sentimiento presente en este retorno al rock de los Manics: un trabajo que recupera el espíritu, la luminosidad y los himnos épicos de antaño, los de obras notables de los noventa como “Everything Must Go” o “This Is My Truth Tell Me Yours”, y, cómo no, esas letras cargadas de múltiples lecturas y un más o menos explícito contenido político. Sin ir más lejos, el citado single no sólo habla del tema universal del amor, sino también del desaparecido guitarra Richey James y, por encima de todo, de los ingredientes básicos de todo sistema democrático. Un discurso para algunos cansino, para otros desfasado, pero al fin y al cabo con sustancia y compromiso, algo que no abunda en el panorama británico actual. Olvidada, pues, la frialdad de sus anteriores “Know Your Enemy” y “Lifeblood”, “Send Away The Tigers” se escucha con mayor facilidad aunque no sin altibajos. Entre la retahíla de medios tiempos que componen el disco destacan “Underdogs” y “Rendition”, dos cortes de punk rock ideales para el directo; el tema título, una reflexión sobre la era Blair, o las guitarras de “Autumnsong”, homenaje sin complejos a los Guns N’ Roses de “Sweet Child O’ Mine”.

MÁS SOBRE MANIC STREET PREACHERS
  • JDB1978

    Los Manic Street Preachers no son escoseses. ¡Por favor! Son del País de Gales. Como si no hiciesen suficiente alarde de ello…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies