MondoSonoro Discos

Últimamente me siento algo acomplejado. No, no es por culpa de una alopecia galopante, ni de una barriga cervecera que me impida lucir el cuerpo en la playa. Lo que sucede es que ya son unos cuantos los que me han sugerido que no meto suficiente caña en las críticas de discos. Por eso, cuando me emplazo ante el ordenador para plasmar mi opinión sobre el nuevo trabajo de Joshua Homme y sus QOTSA lo hago bajo presión.

Si argumento que se trata de uno de mis discos del año, caeré en la cuenta de que, en lo que llevamos de año, van ya unas cuantas afirmaciones de este calibre. Si digo que la habitual coproducción e injerencia de Chris Goss (junto al propio Homme) es básica para entender el giro de la banda hacia posiciones, no por clásicas, exentas de las más variadas texturas, estaré envuelto en demasiadas florituras. Si digo que hacía mucho tiempo que un disco, no me animaba a una escucha tan desenfrenada y punto, os tendréis que fiar de una frase no por categórica menos sentida. Al cuerno con todo. No soy culpable de que el guitarrista más interesante e inteligente del momento se haya desmarcado, con la ayuda del monolítico apoyo vocal y al bajo del ex-Dwarves, Nick Oliveri, con once temazos que te recordarán más a Master Of Reality que a Kyuss. Un segundo disco que por momentos resulta agresivo, por momentos hipnótico y, en todo momento, auténtico, original y, afortunadamente, muy actual. Siento ser tan positivo con lo que me gusta.

MÁS SOBRE QUEENS OF THE STONE AGE
  • Anónimo

    Inatfmroion is power and now I’m a !@#$ing dictator.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies