MondoSonoro Discos

El regreso de los neoyorquinos Quicksand nos pilló por sorpresa. Después de tantos años sin publicar nada habíamos bajado la guardia. Walter Schreifels y compañía cocinaron este tercer trabajo en la más absoluta clandestinidad. Por no tener, cuando empezaron las grabaciones no tenían ni sello, que para eso ya tendrían tiempo. Primero querían ver si podían recuperar la química (y la física) de sus dos trabajos anteriores, “Slip” y “Manic Compression”, publicados en el 1993 y el 1995 respectivamente. Y vaya si la conservan. Lamentablemente, solo tres de los cuatro miembros originales defienden el disco en directo. El guitarra Tom Capone, quien también formó parte de los geniales Handsome tras la primera disolución de la banda, abandonó la disciplina de Quicksand por problemas personales.

No debe ser fácil romper el silencio después de tantos años, más si cabe cuando has parido dos obras capitales del hardcore metalizado y del post-hardcore. Merece la pena recordar que el cantante y guitarra Walter Schreifels, a sus 48 años, se ha convertido en un solicitadísimo productor y sigue al frente de Rival Schools e incluso sigue girando como bajista de Youth of Today. Este año, de hecho, también ha publicado un disco con Dead Heavens, un proyecto de blues rock. Por su parte, el bajista Sergio Vega, continúa con Deftones, con los que ha grabado sus tres últimos trabajos.

Sobre el papel, “Interiors” se antojaba como un regreso tan innecesario como arriesgado. Sin embargo, en cuanto lanzaron adelantos como “Interiors” y “Cosmonauts” se nos pusieron los dientes largos. Parecía que los Quicksand habían vuelto por la puerta grande, y eso es algo que ya podemos asegurar después de escuchar los diez cortes (y dos interludios) incluidos en este disco. Este tercer largo de Quicksand, publicado finalmente por el sello Epitaph, incluye varios temas marca de la casa como “Illuminant” y “Warm and Low”, trallazos pesados con ese sentido de la melodía tan suyo y esas guitarras machaconas de la escuela Unsane y, sobre todo, Helmet, sus hermanos mayores. Sin embargo, en líneas generales, “Interiors” sigue el camino marcado por cortes del “Manic Compression” como “Delusional” y “Skinny (It’s Overflowing)”, piezas con menos urgencia y más profundidad.

El collage de la portada y de los vídeos da una buena idea de la profundidad del disco, un trabajo con muchos medios tiempos, con capas y más capas, grabado en Pennsylvania con el joven productor Will Yip (Title Fight, Pianos Become the Teeth, Balance and Composure). Puede que Vega siga tocando el bajo con la misma energía de siempre, pero Walter ha suavizado con los años tanto su registro vocal como las letras de sus canciones, ahora más filosóficas si cabe. Hay menos rabia en los gritos de Walter, mucho más místico y épico. Lejos de reprimirse por miedo a traicionar su excelso legado, estas leyendas vivas del post-hardcore experimentan, se dejan llevar y se divierten en piezas como la shoegazer ‘Hyperion’, la nocturna ‘Feels Like A Weight Has Been Lifted’ (así me imagino lo nuevo de Rival Schools) y ‘Fire this Time’, con una estrofa repetitiva que se incrusta en el cerebro desde el primer compás.

Aunque musicalmente sea mucho más elaborado y maduro, “Interiors” no puede competir con sus dos predecesores; pero sí se trata de uno de los regresos del año. No podemos pedir más a Quicksand después un trabajo tan concienzudo. Bueno, sí, que no tarden otros 22 años en sacar otro disco.

MÁS SOBRE QUICKSAND
Discos 17 noviembre, 2017 QUICKSAND

Interiors

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies